¿Parteros y comadrones..?

A principios del siglo XIX eran muchos los discursos que se difundían entre las mujeres  advirtiéndolas de los peligros y de la inmoralidad de estos hombres dedicados al arte propio de las comadronas. En la Antigüedad, el oficio de comadrón era desconocido pues eran las mujeres las que se dedicaban a ello, solo llamando al médico…

Ser madre en Roma (II)

El parto: Los partos, en el mejor de los casos, los controlaban matronas experimentadas (obstetrix): Vivaz de espíritu, ardorosa en el trabajo, con memoria y mucha sensibilidad, robusta, discreta y, algo muy importante, con dedos largos y uñas bien cortadas y cuidadas, para intervenir en el interior de la vagina de la parturienta.

Ser madre en Roma(I)

La vida de un recién nacido tenía poco valor en Roma a no ser que se esperara el nacimiento para garantizar la descendencia legítima de un rico patricio o como esperanza de mano de obra para una humilde familia. Durante el embarazo imploraban a la diosa Juno Lucina que el recién nacido presentara la cabeza…