Marie Curie y su cuaderno radiactivo

Libros hay muchos, pero que puedan matarte (literalmente), no tantos. Esto es lo que puede pasarle a cualquiera que se le ocurra ojear el que aquí os presento. Perteneció a Marie Curie y como muchas de sus pertenencias, sigue siendo muy radiactivo.

La Rosa de Tokio

En su último día en la Casa Blanca, el presidente Gerald Ford se disculpó en nombre de toda la nación y perdonó oficialmente a la única ciudadana estadounidense condenada (injustamente) por traición durante la Segunda Guerra Mundial, Iva Toguri D´Aquino, la “Rosa de Tokio”, acusada de desmoralizar a las tropas aliadas.