Refranes médicos (XXV)

La felicidad es: buena salud y mala memoria. El que de cuando en cuando ayuna, su salud asegura. De tres cosas no te fies: de salud de viejo, de alegría de jugador y de cielo estrellado. La salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago. A quien habla como enfermo y…

Refranes médicos (XXIV)

La enfermedad del delicado: Que nunca está enfermo y nunca está sano. Meando claro y cagando recio, carajón para el médico. Échate a enfermar, y sabrás quién te quiere bien y quién te quiere mal. Mientras buenos estamos, de los santos no nos acordamos; pero nos viene la mala, y “¡ay, santito de mi alma!”….

Refranes médicos (XXI)

Si te muerde el escorpión, traigan la pala y el azadón; si te muerde el alacrán, traigan la manta y el cabezal. Levantarse a las cinco, almorzar a las nueve, comer a las cinco y acostarse a las nueve, hace vivir años noventa y nueve. Un huevo es poco almuerzo; dos, algo son; tres, almuerzo…

Refranes médicos (X)

Donde el sol no entra, no tengas tu vivienda.  La tercianas del verano, las cura el cirujano; las del otoño, el demonio; las de invierno, el Padre Eterno.

Los niños de la viruela

En marzo de 1804 se celebraba en la catedral de la ciudad de México, capital de la Nueva España, un solemne Te Deum en presencia de todas las autoridades locales. El protagonista del acto no era ninguna personalidad ni ningún héroe militar, era un simple niño huérfano. Este niño tenía dentro de su cuerpo algo…

Refranes médicos (IX)

El niño, cuanto más baboso, más hermoso. El melón en ayunas es oro; al mediodía, plata, y por la noche, mata.

Refranes médicos (VIII)

¡Ay de mí, que cuando menos me caté, preñada me ví! Bebe buen agua, y tendrás la vista clara. Quien no sepa mearlo, no debe catarlo.

Refranes médicos (VII)

Dijo el mosquito a la rana: más vale morir en vino que vivir en agua No sanes con heridas lo que sanarías con medicinas

Refranes médicos (VI)

El tocino ha hecho cristianos a muchos moros y judíos El sordo, cuanto más acompañado, está más solo

Refranes médicos (V)

A caballo viejo, poco forraje Acostarse y levantarse temprano, es bueno en el invierno y en el verano

Refranes médicos (IV)

Sigamos con los refranes:   El diente, miente; la cana, engaña pero la arruga no ofrece duda. El envidiado se da el atracón, y el envidioso padece la indigestión. El consejo de San Benito: “cómelo asado si no puedes comerlo frito”.

Refranes médicos (III)

Cinco refranes más, reflexionarlos con humor: Alegría, belleza cría. Al cuerpo, echarle y no sacarle.