La conversión de Ignacio de Loyola

Cuando Íñigo se puso en marcha hacia Cataluña iba vestido con un hábito hecho con una sobria tela oscura ceñida por un cordón, se dirigía a Tierra Santa para consagrarse a Dios. En ese momento no era consciente del hecho que iba a cambiar su vida y la de muchas otras personas. Era el mes…