Arminio, el “gran libertador de Germania”

Vercingétorix para los franceses, Julio Civilis para los holandeses, la reina Boudica para los británicos y Viriato para los españoles, todos ellos vencieron a los romanos y representaron una seria amenaza para Roma hasta que finalmente sucumbieron, bueno, Viriato tiene el honor de ser el único que nunca fue vencido. Pero hoy no hablaré de…

¡Varo, devuélveme mis tropas!

En muy pocas ocasiones, por no decir nunca, el emperador Augusto se desesperó tanto como entonces. Su enojo era tal que meses después de la terrible derrota no paraba de darse golpes contra los muros del palacio mientras repetía con desespero Quintili Vare, legiones redde!, es decir, “Quintilio Varo, devuélveme mis legiones”, y así lo…