Jacob Fugger “el hombre más rico del mundo”

Jakob Fugger, de Albrecht Dürer (entre 1518 y 1520). Témpera sobre lienzo (69 x 53cm.) Ubicación actual Staatsgalerie Altdeutsche Meister (Augsburg).

Fue uno de los hombres más ricos de Europa acumulando una fortuna que a nuestros tiempos es apenas imaginable. El dinero le permitió dirigir la historia del viejo continente estando la Iglesia católica y las casas reales europeas en deuda con él, siendo árbitro en muchas ocasiones de sus propios destinos.

Noveno hijo de una familia numerosa de diez miembros, nació en Augsburgo el 6 de marzo de 1459 y murió el 30 de diciembre de 1525 en la misma ciudad. Se le conocía también como Jacob Fugger “el Rico” (o el Joven, para diferenciarle de su padre). Su primer importante préstamo se lo concedió al archiduque Segismundo del que obtuvo a cambio el monopolio sobre la plata del Tirol. Posteriormente, fue el emperador Maximiliano I quien le solicitó ayuda económica, apoyando de esta forma la casa de los Habsburgo. Amplió la exclusiva de la plata a toda Europa además del cobre, invirtiendo en la industria de hierro en Austria y Hungría.

En 1514 es nombrado conde, convirtiéndose en el primer comerciante que lo lograba. Financió a la Iglesia, concretamente al papa Julio II, la soldada de la Guardia Suiza y poco después, el papa León X, le permitió vender indulgencias. Estas eran documentos que acortaban la estancia de los creyentes en el Purgatorio antes de subir al cielo y a cambio la Iglesia percibía cuantiosas sumas de dinero que le permitieron financiar la construcción de la basílica romana de San Pedro en el Vaticano. Fue la “gota que colmaba el vaso” para un Martín Lutero que en 1520 redactó su A la Nobleza Cristiana de la Nación Alemana, en la que atacó personalmente a Jacob Fugger y a la Iglesia cristiana siendo el inicio de la Reforma protestante.

Después del descubrimiento por Vasco de Gama en 1498 de la vía marítima hacia la India, Jacob Fugger tuvo la acertada visión de comerciar por esa nueva vía en lugar de la tradicional del Levante mediterráneo que conectaba la Ruta de la Seda con Venecia. Obtuvo el permiso de la Casa de Indias para comerciar desde Lisboa con la pimienta, perlas y gemas convirtiéndose en un negocio muy rentable.

Aún le quedaba una jugada maestra, una maniobra decisiva para el destino de Europa. Tras la muerte de Maximiliano, el nieto de los Reyes Católicos Carlos V pudo obtener la corona frente al rey francés Francisco I tras sobornar a los príncipes electores con 852.000 florines. El nuevo emperador, en cuyo reino “nunca se ponía el sol”, estaría en deuda con Jacob Fugger  obteniendo entre otras cosas la asignación de las minas españolas de cobre, sal y oro.

Complejo de viviendas sociales (Fuggerei) compuesto por 146 viviendas de 60 m2.

En aquellos tiempos la diferencia entre ricos y pobres era elevadísima. Más del 90% de la población no tenía apenas dinero. Jacob Fugger contruyó una zona residencial para los pobres de Augsburgo a los que les cobró un alquiler testimonial de un florín al año (0.8 euros) probablemente más para buscar su salvación delante de Dios que para mejorar la situación social de esas gentes.

A su muerte el capital de su compañía superó los dos millones de florines cuando un buen artesano no ganaba más que treinta al año. Se calcula que sus ganancias se incrementaban un 50% anualmente durante tres décadas.

No tuvo descendencia a quien dejarle su fortuna y su sobrino, Anton asumió el control de la empresa.

Momento en que Anton Fugger quema los créditos de Carlos V , liberándole de su deuda. Pintado por Carl Becker en 1866.

Jacob Fugger representa el origen de la gran banca alemana y gracias a su dinero llegó a decidir el destino del Sacro Imperio.

Como dato anecdótico decir que a las siete semanas de su fallecimiento su mujer Sybille se volvió a casar, convirtiéndose a la religión de su nuevo esposo, el protestantismo.

Para saber más:

Gemäldegalerie de Berlín

Un ensayo:

Los Fugger en España y Portugal hasta 1560. Hermann Kellenbenz. Junta de Castilla y León, Valladolid, 2000.

Link:

wikipedia.org

Links fotos:

Web Gallery of ArtWolfgang B. KleinerKarl Becker-Nationalgalerie

46 comentarios en “Jacob Fugger “el hombre más rico del mundo”

    • Hola Héctor,
      gracias por el comentario. La historia es sorprendente de por sí pero si profundizamos en ella podemos encontrarnos con cosas tan curiosas e interesantes como esta. Y ya que hablo de curiosidades, ahí va otra: los descendientes de esta familia han calculado que todavía se les debe, sumando los intereses de todos estos años, la friolera de 60.000.000.000 euros (UNOS 10 BILLONES CON B DE PESETAS). Fue tal la riqueza de esta familia que en España la palabra “fúcar” se usa para referirse a gente muy rica.
      Un abrazo

  1. No conocía a Frugger, gracias a ti sigo ampliando mis datos en historia y otros temas. sí ya sabemos que el señor Dinero es el que manda en el mundo, abre todas las puertas, aunque la Señora Iglesia las abre para recibir, pero no las abre para dar. Sigo esperando tus entradas. Un abrazo!!!!

    • Hola Rosa,
      como digo en el post la figura de Jacob Fugger fue fundamental para el destino del viejo continente aunque quizás habría que preguntarse si también era una persona pobre, tan pobre que solo tenía dinero…
      Un abrazo

      • Síiiiiiiiiiiiiiii… Felipe II, otro rey que me atrae. Nuestra historia da para contar miles y miles de hojas: Bueno todas las historias del mundo, pero vivimos en España. Otro abrazo,

  2. Muy interesante tu artículo. Entre las producciones naturales de origen americano, que comerciaba en exclusiva, estaba el leño de guayaco, que se utilizó como antisifilítico de elección hasta la llegada del mercurio, procedente de la Iatroquímica paracelsiana. ¡Enhorabuena por tu blog! Saludos.

  3. Y las minas de Almadén, la mayor reserva de mercurio del mundo también las administraron los Fugger. Las minas y las salinas eran regalias, es decir su beneficio era exclusivo de la Corona (después del Estado) con lo cual la Corona dejaba de percibir unos ingresos muy importantes. El mercurio era fundamental para hacer la amalgama y poder extraer el mineral de plata en una época que el valor de la moneda era el valor del metal que estaba hecha.
    Por cierto, también las minas de Almadén fueron administradas entre la segunda mitad del siglo XIX y pare del siglo XX, el arriendo fue por 100 años por otra banca famosa: la Casa Rothschild…, la historia de esas minas daría para mucho…, quizá te animes a contarla 😀 😀 😀

  4. Hola Francisco,
    conocía de pasada el nombre de Fugger y algunas de sus andanzas, pero no tenía ni idea de que hubiese sido tan rico o poderoso, y mucho menos de que él tuviera algo que ver con las indulgencias famosas. En todo caso, y como siempre sucede, no pudo llevarse nada de su dinero al otro mundo y dudo que le haya ayudado a sobornar a San Pedro…:P
    Muchas gracias por este artículo tan interesante, hoy ya puedo decir que he aprendido algo nuevo.

    Un cordial saludo.

    • Hola Jesús,
      sin duda alguna yo también puedo decir que he aprendido algo nuevo preparándolo y leyendo vuestros comentarios. Los integrantes de la Familia Fugger (Fúcares) podrían considerarse precursores del capitalismo moderno, junto con los Médicis y los Welser. No es hasta finales del siglo XVII, cuando los miembros del clan se retiraron de las finanzas y pasaron a llevar una vida aristocrática de propietarios latifundistas. Dinero no les faltaría…
      Un saludo

  5. El gran banquero Fugger y su poder sobre reyes y papas. Recomiendo el libro Carlos V y sus banqueros de Carande. Analiza a través de la economia, la historia de una Europa que no tenia dinero y si una diferencia de clases “abismal”. Periodo apasionante y vital de nuestra historia. Gracias Francisco Javier por estos “temas” que siempre me han atraido mucho.
    Un abrazo
    Antonio

    • Hola Antonio,
      recomendación apuntada y seguro que también por muchos de nosotros. Por desgracia las diferencias de clases siempre han existido y seguirán existiendo pero viendo las cifras que manejaban algunas personas y clanes familiares no dejarán de venirnos dudas sobre su moralidad.
      Un abrazo amigo.

      • Diferente si, seguro, mejor imposible, me falta mucho para poder expresarme haciendo interesante algo que haya escrito y sin tener que meter gracietas para disimular las carencias 😀

  6. Impresiona leerte y, ah, además me permite “chulear” con mis amigos. Hoy por ejemplo, les diré: ¿A que no sabéis quien era Jacob Fugger?

    • Hola Enrique,
      me alegra que el artículo de hoy encima ayude a “chulear” ¡Ja, ja, ja! Como les digas lo que reclaman sus descendientes en intereses (mira el primer comentario)… se caerán del espanto.
      Un abrazo

  7. ¡Qué rico! Y eso que no hablamos de cosas de comer… Bueno, después del chiste malo, y como la gran Hesperetusa tiene una mente hiperactiva y no paran de ocurrírsele nuevas propuestas, querido Francisco, para cuando te animes a estudiar la historia de las minas de Almadén, te diré que, en el siglo XVIII, sus médicos, Francisco López de Arévalo y, después, José Parés y Franqués, inician prácticamente la literatura sobre Salud Laboral en España, como nos explican, por ejemplo, Menéndez y Rodríguez:

    http://www.ugr.es/~amenende/publicaciones/APRL_Ilustracion.pdf

    http://www.ugr.es/~amenende/publicaciones/catastrofe%20morboso.htm

    También nos hablan sobre ese tema, pero desde otra perspectiva, Tejero Manzanares y Montes Tubío:

    http://www.scielo.org.ve/pdf/st/v19n1/art08.pdf

    Un tema apasionante… 😉

    • Hola Paco,
      ¡Rico no, riquísimo! ¡Ja, ja, ja!
      Lo cierto es que me había puesto con Felipe II pero tras ver los magníficos enlaces que nos dejas sobre las minas de Almadén y su relación con los inicios de la Salud Laboral ya me están entrando ganas de saber más sobre ellas. Es un tema desconocido para mí y te agradezco que lo compartas, en concreto el último enlace que dejas lo encuentro de lo más interesante.
      Un abrazo y gracias, sin duda apasionante también.

  8. Hola Francisco. Muy interesante esta entrada y curiosa, lo que hace el dinero….. Pagarse indulgencias para estar menos tiempo en el purgatorio, que pobres ilusos.
    Estos días he pasado de puntillas por nuestra parte de historia y me ha encantado descubrirla y sorprenderme lo avanzados que estábamos, hasta que llego el dominio de la religión….
    He estado unos días en Córdoba, fantástico viaje a diferentes épocas.
    Un abrazo
    Cristina

      • Creo que la disfrutarás, es fascinante. A mi me ha sorprendido saber que esta ciudad fue el verdadero renacimiento, donde las culturas árabe, judía y cristiana vivían en plena armonía y eran referentes en el mundo. Desconocía esta parte de historia y me ha fascinado. Te diría que visitases la torre
        Calahorra, por lo que explican y la exposición de unas vitrinas de instrumental médico, fantástico. Si puedes ves al conjunto arqueológico de Madinat al-Zahra ( Medina alza hará ) yo cogí un guía y tuve la suerte que era un entusiasta de la historia, la verdad es que me quede con ganas de saber más y de quedarme más rato por las ruinas y el centro de interpretación, pero cuando vas con guía es lo negativo que vas superdotado a su horario.
        Deseó que disfrutes este viaje tanto o más que yo.
        Un abrazo

  9. El artículo está muy bien, pero creo que no debería estar en la sección de Historia Medieval. Al igual que otras entradas, el meollo del artículo empieza ya en el XVI, y según el convencionalismo, la Edad Media termina bien en 1453 para la historiografía británica y francesa, bien en 1492 para la historiografía hispana.
    Muchas gracias por el blog.

  10. Su presencia, hace que el silencio del hambre se apague en los rincones, vuela, como el aire, sopla su tersa cabellera dorada. A veces, muchas veces, se siente perseguido por los gritos del hambre que rueda por el mundo. Lo alcanzan los lamentos y quejidos oyendo rugir a sus dioses. Vendiendo indulgencias. Gracias, FJ, por dar a conocer este gran emprendedor Fugger. Un abrazo, que haga vibrar el suelo con ese esplendor dorado, mientras dure el dinero.

    • Hola marimbeta,
      estas personas tan inmensamente ricas (en dinero) son en el fondo enormemente pobres. Es su avaricia, el querer tener más, su verdadera pobreza. Puede que intenten tener la conciencia tranquila vendiendo esas indulgencias, pero no, no creo que tampoco lo consigan.
      Otro abrazo prospero pero nada material.

  11. Pingback: #LecturasParaElWC: RETAZOS DE NUESTRA HISTORIA – AsiPensandoRaro

  12. Pingback: El mercurio de las minas de Almadén | franciscojaviertostado.com

  13. Interesante artículo que compartimos con nuestros lectores (dándole el crédito merecido) en nuestra página del Face. Felicidades y saludos desde México ! Museo del Tiempo Tlalpan, A.C.

  14. Pingback: El mercurio de las minas de Almadén ⋆ Scrivix

  15. Pingback: Carlos I: El emperador fallido - Ciencia Histórica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s