El café del rey Gustavo III de Suecia «el primer ensayo clínico sueco»

En el último siglo el consumo de café ha ido aumentando cada año. Una persona bebe de promedio 1,3 kilos de café en un año y Suecia es en la actualidad uno de los países donde más se consume. Los últimos estudios que se han realizado sobre los efectos de su consumo moderado (dos o tres cafés al día) demuestran que, contrariamente a lo que se pensaba, no solo no es perjudicial para la salud, sino que disminuye la mortalidad prematura por sus efectos beneficiosos sobre los sistemas cardiovascular y digestivo. Sin embargo, si echamos la vista atrás encontramos un estudio sorprendente que intentó demostrar lo contrario.

El origen del café

Encontramos diversas teorías y la leyenda más difundida es la que cuenta que un pastor de Abisinia, tras observar el efecto tonificante de las cabras que comían los frutos rojos de unos arbustos, y tras probar él mismo su efecto, llevó unas muestras a un monasterio, donde los monjes los utilizaron para mantenerse despiertos durante los oficios nocturnos.

La primera referencia histórica sobre su consumo la encontramos a mediados del siglo XV cuando Abd Al-Qadir al-Jaziri narra que el café fue llevado desde Etiopía a Yemen para que los sufíes permanecieran también despiertos durante sus oraciones. A principios del siglo XVII fue introducida en Europa por los mercaderes venecianos y en 1689 llevado a América.

El estudio del rey Gustavo III de Suecia

Gustavo III con el Brazalete de la Libertad. Taller de Alexander Roslin. Museo Nacional

Desde que se conoce el café siempre existió un debate acerca de sus efectos sobre la salud. En Suecia serían los aristócratas y la burguesía quienes lo pusieron de moda en el siglo XVIII, sin embargo, el gobierno no lo veía con buenos ojos y para limitar su consumo se gravó con altos impuestos a partir de un edicto real en 1746. Siempre podías vulnerar la ley, pero te arriesgabas a ser multado y a que te confiscaran la vajilla con la que fuera servido. Esto, al igual que con la ley seca en los estados unidos en la década de los años 20 del siglo pasado, no hizo otra cosa que alentar el consumo de café y su contrabando.

El monarca gozaba de gran cultura y era un apasionado de las artes. Sus discursos eran buenos, muy buenos, tanto que incluso ganó con uno de ellos el premio de la Academia Suecia. En 1772 reformaría la Constitución obteniendo un poder absoluto y tras la guerra con Rusia el país se encontraba en una situación financiera complicada, a pesar de que Suecia creció cultural y artísticamente. Entonces el rey Gustavo III no era muy querido precisamente por el pueblo.

El monarca, muy disgustado porque seguía consumiéndose café a pesar de la prohibición, decidió demostrar en 1771 los efectos nocivos de su consumo y encargó a dos médicos un sorprendente estudio que demostrara lo nocivo que era para la salud pública. En el estudio no se cogieron miles de personas como se hace en la actualidad, sino que eligió a dos hermanos gemelos condenados a muerte por asesinato, a los que el rey les ofreció librarles de la horca a cambio de una condena perpetua, debiendo consumir uno, tres tazones de café al día, y el otro, tres tazones de té. De esta manera los médicos podrían ir controlando su salud y los efectos adversos que con el tiempo les produciría en su organismo.

Al pasar el tiempo, falleció uno de los médicos, después el otro, y finalmente, el rey, tras trece días de agonía al ser tiroteado por la espalda durante una noche de máscaras en la Ópera de Estocolmo, en 1792, veintidós años después de iniciarse el estudio. El experimento finalizó con la muerte de los galenos y del monarca, sin embargo los gemelos fallecieron muchos años después, sanos y sin ninguna dolencia: el que consumía té falleció con ochenta y tres años, su hermano después.

Algunos historiadores dudan de que realmente se hiciera este estudio al no existir documentación concreta que lo demuestre, de lo que no hay duda es que el consumo de café siguió siendo ilegal en Suecia hasta 1820, levantándose por completa su prohibición dos años después. Durante este tiempo el café no dejó de consumirse y tras dejar de ser ilegal se convirtió en la bebida más consumida. En la actualidad, Suecia es uno de los diez países de mayor consumo de café per cápita del mundo.

Entonces… ¿el café es bueno o malo para la salud?

Como tantos otros alimentos la clave está en la moderación de su consumo y en el tipo de café, así como el proceso de descafeinado utilizado. El grano de café en sí mismo contiene sustancias químicas que son estimulantes para las personas, sustancias que en altas dosis pueden ser tóxicas. Según los estudios es beneficioso para reducir el riesgo de enfermedades neurológicas como la demencia, el Alzheimer y el Parkinson, así como de padecer gota. Aumenta la eficacia de los analgésicos, reduce el riesgo de padecer diabetes mellitus II, es broncodilatador, laxante y diurético… Por otro lado, la cafeína puede provocar insomnio, irritar la mucosa gástrica e intestinal, aumentar el nivel de colesterol en sangre cuando se toma café hervido sin filtrar, en las mujeres aumenta el síndrome premenstrual y el riesgo de padecer osteoporosis…

El gran caballo de batalla son las enfermedades coronarias. Los estudios metodológicamente mejor realizados demuestran que actúa positivamente sobre el sistema cardiovascular si se consume moderadamente (menos de 4 tazas al día), aunque se desconoce el mecanismo de acción. No hemos de olvidar que las personas que consumen grandes cantidades de café suelen estar más expuestas a otros factores de riesgo coronario como el tabaco, el alcohol y la inactividad física, factores a tener en cuenta a la hora de valorar los resultados de cualquier estudio. Por cierto, en Suecia se hacen estudios clínicos que nada tienen que envidiar a los del resto de países, lo del título va con ironía, claro.

Y es que ya lo decía Voltaire en el siglo XVIII…

Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo.

Para saber más:

Dos estudios publicados en Annals of Internal Medicine que demuestran que el consumo moderado de café disminuye la mortalidad prematura (I) (II)

Información basada en el artículo El consumo de café se comparó con el consumo de té en gemelos monocigóticos en el siglo XVIII. BMJ 1996; 312: 1539

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. astolgus dice:

    Para mejorarlo se puede acompañar de churros, porras y una baraja para jugar un buen mus con otros 3 coleguis

    1. Hola Astolgus,
      yo soy de los que se toman un café por la mañana para reactivarse. ¡Bendito café!
      Saludos

  2. libreoyente dice:

    Como siempre, excelente y ameno artículo. Y muy interesante la sugerencia de ASTOLGUS

    1. Hola Libreoyente,
      y más después de tanto confinamiento. Cuando salga, una de las primeras cosas que haré será tomar una cervecita bien fresquita con los amigos (el café también está entre mis opciones) 😉
      Un saludo

  3. astolgus dice:

    Pues resulta que en Heraldo de Aragón que yo estoy suscrito y leo cada mañana ha organizado una web que puedes jugar con tus amigos o con desconocidos a ese juego del guiñote que es pariente del tute madrileño

  4. A mi me encanta! Tengo días que bebo unos 2 o 3, y otros en que no lo bebo pues aqui, en Argentina, somos de tomar mate con bombilla. También me gusta el té! Pero el café tiene esa connotación afectiva de tenerlo asociado a salir e ir al café-bar a tomar café con amigxs! Francisco Javier: te mando un fuerte abrazo, deseando que vos y los tuyos estén todos bien. Norma Luz.

    1. Otro grande para ti. ¡Cuídate! 😉

  5. Ah! Me hizo gracia eso de que se fueron muriendo el rey y los médicos de la investigación… y que los “condenados” vivieron hasta muy ancianos! (Risas)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .