El juego en la Edad Media

Juegos de niños(1560) de Pieter Brueghel. Óleo sobre tabla, 118 x 161 cm.
Museo: Kunsthistorisches Museum
Haz clic en la imagen para ampliarla

Sí, sí, a pesar de todas las desgracias que sufrían durante el Medievo, los niños han sido, son y serán eso, niños. Y como niños también se las ingeniaban para divertirse. Complementando el post que colgué hace unos meses  El juego en la Antigua Roma hoy aprenderemos alguna otra cosa curiosa sobre cómo jugaban en la Edad Media.

He querido centrarme en un cuadro que nos ilustra a la perfección muchos de los sencillos y universales juegos con los que se divertían… cuando podían hacerlo. El óleo de arriba es del pintor flamenco Pieter Brueghel el Viejo (1525-1569) y representó doscientos cincuenta niños en ochenta y cuatro juegos. El cuadro es el primero de la serie incompleta del artista que llamó Las edades del hombre. No encontramos un precedente anterior respecto a esta temática pues la infancia no era un tema relevante en la historia de la pintura occidental hasta entonces existiendo muy pocas fuentes sobre este asunto.

La infancia en la Edad Media

Abandonos, abusos, palizas… estas eran muchas veces las fatalidades que les esperaban a los niños durante la Edad Media. Sus progenitores les consideraban mano de obra barata aunque al menos se admitió que poseían alma. El rey Pedro V de Aragón en 1337, creó uno de los pocos hospicios de la época, el Pare d´òrfens (padre de los huérfanos).

Al nacer, la matrona seguía las indicaciones del médico Bernardo Gordonio que en su libro Lilio de la medicina aconsejaba cortar el cordón umbilical, limpiar los orificios y lavar al recién nacido. Después, colocaban una bola de plomo en el ombligo y le envolvían fuertemente con fajas -un motivo era que al comprimirle el tórax no lloraran tanto-. Los niños eran mejor acogidos y se les asignaban las mejores nodrizas pudiendo llegar a percibir éstas un sueldo anual de 20 florines en la Florencia del siglo XIV. Si la madre tenía gemelos creían que un hijo era del marido pero el otro del amante, hecho que ocasionaría complicaciones a la futura madre.

La mortalidad infantil entre las familias reales era del 42% para la Península Ibérica y se calcula que para la población general, en el primer año de vida, solo la mitad seguían vivos, y de ellos el 85% morirían de fiebres. Otros fallecían aplastados por la madre o la nodriza que dormían con ellos -asfixiados por el peso de sus cuerpos- o simplemente se les mataba por ser ilegítimos o deformes ya que se consideraba que eran fruto de los pecados de sus padres y estos querían evitar la vergüenza pública. Como podéis comprobar no había que vincularse afectivamente en demasía con ellos ya que pocos llegaban a la vida adulta.

La edad mínima para casarse en Castilla (España) era de catorce años los hombres y doce en las mujeres, aunque entre la nobleza castellana lo normal era retrasarla un poco.

¿Qué encontramos en el cuadro?

Podéis ampliar el cuadro para verlo con más detalle pero aquí os dejo algunas muestras:

BRU_-_CHD_31

BRU_-_CHD_11

BRU_-_CHD_09

BRU_-_CHD_20

BRU_-_CHD_06

Aunque para muchos niños la infancia simplemente no existió a causa de las largas y agotadoras jornadas de trabajo a que eran sometidos, otros pudieron disfutar de juegos y bailes infantiles, canciones y fábulas como las de Esopo.

Si miráis con atención el cuadro comprobaréis cómo la diferencia de roles entre los niños y las niñas ya se evidencia en épocas tempranas de la infancia, ya que ellas jugaban con muñecas de trapo imitando a sus madres y ellos a ser valientes guerreros. Los juguetes eran de madera de baja calidad y solo los nobles podían permitirse regalar a sus hijos juguetes más sofisticados aunque carísimos. Como ejemplo, el caballito de madera que hicieron construir los oscenses al infante Juan de Aragón, en 1352, o los vestiditos, tocados y zapatos para las muñecas de las hijas de los Reyes Católicos. En 1528 un artesano de París recibió 40 libras por un juguete encargado para los hijos del rey Francisco I, un carro en miniatura tirado por dos caballos y guiado por un paje. En su interior, dos muñecas vestidas lujosamente y un perro.

Está documentada la fabricación de muñecas desde el siglo XV, y según parece eran de madera, pero no será hasta inicios del siglo XVI que comienzan a aparecer de manera más significativa.

La gallina ciega, la peonza, el churro, pares o nones… muchos conocidos desde la época de la Antigua Roma o incluso antes.

Os recomiendo el link sobre este cuadro que encontraréis al final del artículo, os sorprenderéis.

¿Y los adultos?

Pues lejos de la concepción de oscuridad y aburrimiento que tenemos de esa época, las diversiones -sobre todo de la clase alta- podían encontrarlas en el propio adiestramiento de los caballeros, la caza y los torneos.

Un juego muy popular era el conocido como “soule”, en el que debían patear una pelota hasta el campo contrario. Existía una variedad del mismo en el que se empujaba a la pelota con un palo curvado. ¿Podría ser el antedecesor de nuestro fútbol actual?

Juego de palma (s. XVII)

Otro juego era el Jeu de poumede origen francés, en el que lanzaban una pelota con la palma de la mano. Se convirtió en el deporte rey entre los años 1250 y 1650.

Se encuentran referencias en algunas obras del rey  Alfonso X en Castilla, y con el paso del tiempo sus reglas fueron evolucionando, asumiendo el uso de una especie de raquetas. ¿Antecedentes del tenis y el frontón?

Por supuesto también jugaban a juegos de azar y de mesa, como los dados, tabas… y otros traídos de oriente como el ajedrez y las damas.

Un ensayo:

La infancia a la sombra de las catedrales. VV.AA. Universidad de Zaragoza,2008.

Basado en un artículo de Pilar Cabanes. historiadora. N.G. Historia

15 comentarios en “El juego en la Edad Media

  1. Pingback: La historia de San Valentín | franciscojaviertostado.com

  2. Pingback: El juguete en la historia de la humanidad | El País de Siempre Jugar

  3. Pingback: La linea del tiempo | Blog 2º de Primaria del CPEIP Mendialdea 1

  4. Que sabia es la historia, efejora. Parece que estés hablando de hace mil años y no es así. Aún hoy …
    Un abrazo amigo y maestro ocasional de historia, al menos para mi.
    Un abrazo

    • Hola Enrique,
      hay cosas que nunca pasarán de moda, además, para que un niño se divierta no necesita muchas cosas sofisticadas, con un palo. un pañuelo y muchas ganas de compartir juegos con los amigos, puede disfrutar igual o más que con la Playstation.
      Abrazos

  5. MUY INTERESANTE. GRACIAS POR COMPARTIR TAN INTERESANTE INFORMACIÓN,,,,,,,DESDE PUERTO RICO,ANTILLAS MAYORES,,,,,,,CALIXTA VÉLEZ ADORNO,,,AUTORA DEL LIBRO “JUEGOS INFANTILES DE PUERTO RICO”

  6. Pingback: Guía didáctica sobre la Edad Media – ProfeReynold

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s