El juego en la antigua Roma

Niños jugando con nueces, panel de un sarcófago, obra romana del siglo III (Museo Vaticano). Haz clic en la imagen para ampliarla.

En la actualidad, los juguetes electrónicos son los grandes dominadores en las preferencias de los niños a la hora de divertirse. Los que somos un poquito “más mayores” durante nuestra infancia y quizás de más mayores, para pasarlo bien, jugueteamos con innumerables juegos que podríamos calificar como “más tradicionales”: la pelota, los dados, la peonza…

¿Alguien se ha parado a pensar con qué se divertían los niños hace 2.000 años? Pues con juegos a los que casi todos hemos jugado alguna vez.

Los recién nacidos se entretenían con campanillas en forma de animales; los niños más mayores con aros, peonzas, cometas, carretes (usados como yo-yo)… y las niñas, jugaban a cocinitas y con muñecas de terracota o madera tallada, algunas muy sofisticadas en las que articulaban brazos y piernas. Era frecuente que tuvieran mascotas  (delicium) a las que les llegaban a  tener tanto aprecio que cuando un crío moría, se acostumbraba a representar a su mascota en el sepulcro. Cigarras y grillos cantores eran sus preferidos, guardándolos en cajitas.

 Veamos a qué jugaban, seguro que reconoceréis muchos de ellos:

  • Canicas (ocellates): el más popular. Hechas con barro cocido o piedrecitas redondas en ocasiones dibujadas. Se han encontrado incluso canicas de esa época hechas de vidrio transparente, obtenido del sílice y cenizas. Fue tan popular que incluso el joven Octaviano -futuro emperador César Augusto-, bajaba de su litera para jugar con los niños de la calle.

 

Escultura de una niña de la antigua Roma que está jugando con las tabas.

  • Tabas (talus): hueso de las patas de cordero, oveja o cabra, generalmente el astrágalo o talón, con seis caras, de las cuales solo se cuentan cuatro, las que son iguales. En el juego se emplean de tres a cuatro tabas. Los niños de familias pudientes usaban en su lugar piezas de marfil o cristal, semejantes a los huesecillos. Las reglas del juego eran similares a las de los dados siendo la mejor tirada la venus y, la peor (cada cara diferente), canis. En ocasiones utilizaban cubiletes para evitar las trampas.

Conjunto de tabas. Haz clic en la imagen para ampliarla.

  • Dados (tesserae, cubi): cubitos de huesos, marfil, madera o mármol con un número, del uno al seis, impreso en cada lado. Se utilizaban dos o tres dados venciendo el que sacaba un seis en todos los dados. Para tener suerte en la jugada solían invocar a una divinidad o pronunciaban el nombre de la mujer que amaban.
  • El ephedrismo: que consistía en golpear con un accesorio un objeto clavado en el suelo debiendo, el perdedor, llevar sobre sus hombros con los ojos tapados al ganador hasta que llegaran a una meta.
  • La morrasimilar al de los “chinos”, debiendo adivinar cuántos dedos sacaría el contrario.
  • La peonza (buxus): hecha de madera de bog, tenía gran aceptación entre los niños.
  • El aro: de diferentes tamaños según las edades. En ocasiones con cascabeles que sonaban al rodar.
  • La gallina ciega, el escondite.

Otros menos populares:

  • Cara o cruz (caput aut navis): tiraban una moneda al aire y elegían de que lado caería. En un lado aparecía grabada la cabeza de “Jano” y en el otro una nave.
  • Pares o nones: encerrando en su puño piedrecitas o pajas.
  • La mosca de bronce: vendando los ojos al niño y gritando “yo cazaré a la mosca de bronce”. El resto respondía diciendo “tú la cazarás pero no la atraparás”. Entonces corren zumbando hasta que es atrapado uno de ellos.
  • Mormolycion: equivalente a dar sustos con una máscara en la cara.
  • Columpio: con un carácter simbólico religioso ya que se consideraba que había sido inventado por el Dios Baco.
  • Micare:  dos jugadores puestos de frente a una distancia oportuna levantan la mano derecha con algunos dedos tendidos y otros replegados mientras dicen un número; el que acierta la cantidad de dedos desplegados entre la derecha de los contendientes es el que gana. El número no puede ser superior a diez.

Muñeca articulada, marfil, Museo Nacional Romano (Museo Nacional de Roma).

Juegos de mesa:

  • Latrunculi: jugado sobre un tablero cuadrado y guijarros, similar al ajedrez o a las damas.
  • Ludus duodecim litterarum -tablero de tres filas y doce espacios donde se movían unas fichas según unas normas que desconocemos; la tabula; el tres en raya…

Los adultos también se divertían:

  • Juego de la pelota, procedente de Grecia y al que jugaban incluso los hombres más importantes como Julio César, Augusto…
  • Danza, música, natación tirándose al río Tíber, montar a caballo, gimnasia, caza, pesca, lucha…

Juegos de azar:

Los preferidos por los romanos. Llegaban a apostar grandes cantidades de dinero. El emperador Augusto perdió en una sola noche 20.000 sestercios y Nerón apostaba en cada partida 400 sestercios. Además de dinero se jugaban joyas, objetos preciosos e incluso las túnicas de sus esclavos.

Nuestra actual “Ruleta” de los casinos tiene su antecedente en los militares romanos. Utilizaban las ruedas de los carros marcados con números u objetos y en otras ocasiones usaban sus propios escudos. De esta manera se entretenían durante los descansos tras sus largas y agotadoras jornadas, apostando los escasos ingresos que poseían como legionarios.

Links fotos:

Wikipedia; Gallopca

38 comentarios en “El juego en la antigua Roma

  1. Muy interesante redescubrir todos estos juegos de hace 2.000 años. La verdad es que los juegos de toda la vida siempre triunfan, no pasan de moda. Yo creo que todos hemos jugado con canicas, al escondite, con un balón… Son entretenimientos seculares y creo que lo seguirán siendo por muchos juegos electrónicos que aparezcan. ¿Quién no recuerda haber jugado al escondite en una plaza durante una tarde de verano?
    Saludos,
    Héctor Castro

    • Hola Héctor,
      pienso como tú. Los juegos pueden ser teconológicamente muy avanzados pero no por eso ser más divertidos. Las simples canicas o jugar al escondite puede ser muy divertido y además nos permite interactuar con otros niños.
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

  2. Muy interesante y curioso. Muchos juegos que utilizan actualmente los niños ya existian hace mucho tiempo. Curioso también que ya en esa época jugaran al escondite o “la gallina ciega”. Felicidades por todo lo que escribes.

    • Hola Lourdes,
      los niños eran, son y serán, eso, niños. En cualquier época y en cualquier circunstancia se pueden divertir utilizando la imaginación, en el pasado, actualmente y seguro que en el futuro.
      Un saludo,
      Fco. Javier Tostado

  3. Pingback: El Circo Máximo y sus aurigas más famosos | franciscojaviertostado.com

  4. Pingback: El juego en la Edad Media | franciscojaviertostado.com

  5. Pingback: ¡Alerta, el recaudador de impuestos ha llegado! (II) | franciscojaviertostado.com

  6. Pingback: Sertorio, el general que desafió a Roma | franciscojaviertostado.com

  7. Yo de niñito, además de ensuciarme mucho investigando pastizales, en casa molestaba mucho a mi familia armando tirolesas con hilos, que transportaban latitas con miniaturas que venían en un chocolate.

    • Hola Jorge,
      primero agradecer tu paso por este blog. Igual que comenté a Héctor en un comentario anterior, a todos nos ha gustado ensuciarnos con el barro de la calle y jugar con la imaginación. Es una lástima que se pierdan estas costumbres que además estimulaban el desarrollo psíquico y como persona del niño. Ahora, en cambio, ya ves, pocos niños se agachan al suelo a ensuciarse si tienen una videoconsola, una tele…
      Un saludo y permíteme desde aquí aconsejar tu blog que descubrí recientemente.

  8. Pingback: Ultimate Wanker Press

  9. Pingback: La historia de San Valentín | franciscojaviertostado.com

  10. Pues el Ludus duodecim litterarum original lo pones en el salón de un séptimo de hoy, y a los dos minutos está en el bar de la planta baja. Que solidez. Si, siempre han sido conocidos por ser unos ludópatas de cuidado.

    • Hola Eulalio,
      ludópatas han existido y seguirán existiendo siempre. Lástima que los juegos de hoy en día no sean tan sociables como los de antes, ¿quizás estemos en regresión respecto a la Antigua Roma?
      Un saludo

  11. Jugar al gato y al ratón era de muy pequeñitos. Juegos inolvidables. Vuelven. “El anillo” era juego de adivinar a quién le quedaba en sus manos ese anillo escondido. “La gallinica ciega” ya no se diga, no ver por tener tapados los ojos y no saber dónde poner los huevos, se podrían quebrar. “El palo arrastrado” sigue dando que hablar cuando no se acierta la distancia acordada, lanzando cada quien su palo. Eso si, “El churro, Mediamanga, Mangotero” podría considerarse pecaminoso, por meter piernas al de adelante, agachados, tratando de adivinar lo que tienen en el puchero. Se debe aclarar que Churro es marcar con la mano; Mediamanga es meter el antebrazo y, Mangotero aquel que metía todo el brazo. Ahora, dicen que este juego incluye meter todo el cuerpo. “Las canicas”, “los aros” y “las tabas” ya poco se ven. Y “los dados” son juegos azarosos buenos para bribones, parecido al “Pañuelo”, que tratatan de eliminar al contrario. La clave estaba en no dejar caer el pañuelo, pues puede ser recogido por cualquiera de los contendientes y tener otra oportunidad de ganar. Olvidar el pañuelo después de preguntar y no recoger el número mencionado, era perder. Gracias, FJ, por recordar estos juegos que nunca pasan. Un abrazo, lúdico.

    • Hola Marimbeta,
      ¿quién no ha jugado de pequeño a estos juegos tan sencillos pero a la vez tan formativos? Creo que a todos nos queda ese rinconcito en la memoria imborrable de aquellos momentos con los amigos, corriendo, riendo, escondiéndonos… Estos nunca podrán ser sustituidos por las más avanzadas videoconsolas.
      Un abrazo, con una sonrisa en la cara, por cierto: aunque había oído hablar de “El churro, Mediamanga, Mangotero”, nunca jugué a él. El nombre solo ya es divertidísimo.

      • Jugar al cambio de colores es otro juego interesante, FJ, uno no sabe cómo amanecerá el día; amanecer color turquesa después de estar morado es parte de la integridad y del conocimiento. Cambio de tez. Gracias por asignarme ese color de salud. Abrazos envolventes, que refresquen el momento con mucha tranquilidad.

  12. Pingback: La fatal predicción de Ascletarión | franciscojaviertostado.com

  13. Pingback: LAS CANICAS | deblogsyjuegos

  14. Pingback: El juego en la Antigua Roma | TABELLAE MAGISTRI...

  15. Hola mi correo es haciendasantarita@hotmail.com. Preguntaros si algunos conoce el Juego Del Marulo que en Écija jugamos aún. Se trata de jugar utilizando piedras lanzadas primero a una raya para ver el orden para tirar cada uno después al Marulo. Después lanzamos las piedras contra el marulo al que previamente hemos colocado en su cima un dinero cada uno lo mismo. Tiene sus reglas y a mí me dá que es muy ancestral ya que es un juego heredado de nuestros antepasados. También aquí aún tenemos el de jugar a caballo montado a una caña (los niños) y tirar a un hoyo monedas, etc … y me gustaría saber sin son de épocas romanas? Un saludo y enhorabuena por este sitio.

    • Hola Antonio,
      yo no lo conocía aunque sí me recuerdan algunos similares que jugaba de pequeño. Respecto a tu pregunta no sé si se puede responder con exactitud pero piensa que durante la Edad Media se jugaban muchos parecidos a los que describes. Te invito a leer si no lo hiciste ya otro post que tengo al respecto, espero que te guste “El juego en la Edad Media”
      Saludos y bienvenido por los comentarios.

  16. Me parece triste que los juegos se reduzcan hoy en día a juegos electrónicos, uno sólo contra una máquina, o en todo caso se reúnen virtualmente para jugar. Creo que nada podrá cambiar el contacto con otros niños, las risas cuando pasa algo espontáneo, o simplemente que haya aburrimiento para poder inventar un nuevo juego. Creo que esto afectará a los niños de ahora, que no dejarán nada a la imaginación y no desarrollarán creatividad, pues todo se les viene dado. Eso por no pensar en los problemas sociales que pueden acarrear…en fin, es a esto a lo que le llamamos evolución…

    • Hola María,
      coincido contigo en todo lo que dices. Los juguetes electrónicos aislan al niño durante horas, días, semanas… Nunca podrán ser mejores que los juegos que hacen interactuar a los niños, aumentan el contacto y las relaciones entre ellos.
      Saludos y gracias por comentar.

  17. Jajaja,,, recuerda que soy mayor que tu… yo había jugado a las tabas!!!!!! en mi niñez no habian tantos juguetes como ahora y de verdad… creo que eramos miuy felices, no era necsario tener la habitación atiborrada de cosas y como les pasa a muchos nños de ahora… ni les hacen caso … como cambian los tiempos!!!!!

    • Hola Rosa,
      sí, ahora los Reyes Magos traen multitud de juguetes a los niños para acabar estos jugando con el papel de envolver. Entonces sí que se disfrutaba con más ilusión ese juguete tan deseado durante todo el año.
      Abrazos

  18. ¡Qué interesante! Me hubiera gustado decir que mientras los niños sean niños siempre se buscarán la forma de entretenerse, sin embargo, ahora los juegos actuales, no tienen nada de eso, lo digo por sus caritas que no reflejan la alegría del verdadero juego, salvo los tipo wii que al menos permite movimiento y jugar en grupo.
    Me preguntaba qué era la peonza y pues por estos lares la conocemos como “trompo” y es un clásico. Me encantó la “Barbie” romana, apuesto que si hubiera nacido en esa época hubiera tenido varias. 😀
    Me encantó el post, muchas gracias. Saludos.

      • Hola Capullanita,
        precisamente este fin de semana pude ver en el Museo Nacional de Arqueología de Madrid una de estas muñecas, lástima, no le hice la foto. Era de marfil y articulada, un artículo de lujo para la época.
        Abrazos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s