El tratado de Alcáçovas

Tras el descubrimiento de las Islas Canarias, en 1312, genoveses, catalanes, portugueses, franceses y castellanos comenzaron a frecuentarlas iniciando su colonización hacia 1402. Primero fueron Lanzarote y Fuerteventura, y después terminaron con Gran Canaria y Tenerife. La gran resistencia de la población guanche hizo que se necesitaran más de noventa años en conseguirlo, siendo los Reyes Católicos los responsables de la misma.

Mientras, en Portugal, crecía un espíritu nacionalista frente a Castilla, sobre todo tras la victoria obtenida en la batalla de Aljubarrota (1385). La toma de Ceuta (1415) por los portugueses, marcó el inicio de sus descubrimientos en África, estableciendo una ruta marítima hacia la India, al doblar el Cabo de las Tormentas, en enero de 1488. Se establecieron fuertes a lo largo de la costa que sirvieron de apoyo a la navegación que transportaba el oro y los esclavos obtenidos tras franquear el Cabo Bojador (1434) y el Cabo Blanco (1441).

Así, Portugal se convertiría en el primer país europeo que practicó el tráfico de esclavos negros, sumándose después España y el resto de países. Colón planteó su viaje a las Indias, a través del Atlántico, buscando la ruta marítima ya que la africana era monopolio de los portugueses.

Ratificación por Isabel I de Castilla (Tratado de Alcaçovas) . Firmada en Trujillo el 27 de septiembre de 1479. Conservada en el Archivo General de Simancas (España). Haz clic en la imagen para ampliarla.

Castilla y Portugal se convirtieron en las grandes potencias europeas de la época. Las conquistas portuguesas acabaron por serles reconocidas mediante el Tratado de Alcáçovas (1479) y ratificado en Toledo (1480) entre los Reyes Católicos y Alfonso V de Portugal. En este importante tratado se reconocía a Castilla la posesión de las Canarias prohibiéndole navegar al sur del Cabo Bojador, y a Portugal se le concedía el dominio sobre las Azores, Madeira y todo lo “descubierto y por descubrir” al sur de dicho cabo. El papa Sixto IV, sancionó lo acordado mediante la Bula Aeterni Regis (1481).

Desde este momento, por mandato real, los portugueses fueron plantando en la costa africana sus mojones de piedra (padrão) que sustituían a las cruces de madera, que se pudrían con el paso del tiempo, indicando así el año del descubrimiento, el reinado del monarca y el nombre del descubridor. Se han encontrado once mojones en la costa atlántica, al sur del Ecuador.

Aparentemente este tratado beneficiaba a los portugueses pero hemos de tener en cuenta que en aquellos tiempos se desconocía lo que podía aguardar la costa oriental de África y de la India. Era un riesgo que resultó ser muy beneficioso, tal como demostraron los descubrimientos de los intrépidos navegantes Alfonso de Paiva, Pedro de Covilha y Vasco de Gama.

Para saber más:

Enciclopedia virtual Islas Canarias

Link foto:

Benkos Bioho

16 comentarios en “El tratado de Alcáçovas

  1. No sé si debo confesarlo, porque este blog lo lee mucha gente, pero te digo que leí el post esta mañana, estando en el trabajo (eso sí, en un momento de reposo) a través del móvil… Y me quedé con las ganas de felicitarte, una vez más, por la exposición del tema. Tenía alguna idea del tema, ahora puedo decir que sé lo que pasó. Gracias.

    • Hola Paco,
      me alegra saber que su lectura te sirviera para dos cosas, “desconectar” aunque fuera por unos minutos de la rutina laboral -hecho a su vez necesario- y además, ampliar -aunque sea un “poquito”- tu saber histórico, que me consta que es amplio.
      Un saludo.

  2. Así es, unas consecuencias con repercusiones. Como todo en la Historia!!! Me gustó tu exposición.
    Saludos.

  3. Así, Portugal se convertía en el primer país europeo que practicó el tráfico de esclavos negros, añadiéndose después España y el resto de países. Colón planteó su viaje a las Indias, a través del Atlántico, buscando la ruta marítima, pues la africana era monopolio de los portugueses. // Que impactante relato, logra captar la esencia del paso de una historia, por lo tanto, lo bueno y lo que pudiera ser negativo, pero no tanto siendo que somos producto y resultado de ello, jajaja.

  4. Las consecuencias de este tratado en relacion a las Bulas inter caetera (I y II ) y Tratado de tordesillas podrias ilustrarme y comentarme?

    • Hola Guadalupe,
      haces una pregunta de lo más interesante y trascendental en los siglos posteriores, que me servirá para complementar la información del artículo. Gracias por plantearla y espero poder contestarte:
      El Tratado de Alcaçovas es anterior a los otros, 1479, y como digo en el post, sirvió para poner fin a la Guerra de Sucesión Castellana además de repartir entre la Corona de Castilla y el Reino de Portugal las Islas Canarias, las islas de Madeira, las Azores, Cabo Verde, Guinea y todo lo hallado o por hallar en las costas de África.
      El papa Alejandro VI (antiguo cardenal de Valencia Rodrigo Borgia) tenía un estrecha relación con Isabel y Fernando desde 1472, cuando siendo legado papal en la Península favoreció su reconocimiento como herederos al trono castellano a cambio de recibir también favores. Este Papa emitió cuatro bulas, conocidas como Bulas Alejandrinas, entre mayo y septiembre de 1493, en un momento en el que Castilla y Portugal negociaban para dar solución a su disputa territorial, disputa provocada por el primer viaje de Colón a América.
      La bula menor Inter caetera (4 de mayo de 1493), llamada así por ser un documento pontificio conocido como “carta bulada”, coincide en gran parte con el texto de la anterior conocida como breve Inter caetera –creo que redactada el día antes- considerada esta insuficiente por los Reyes Católicos. Se introdujo la definición de un meridiano al oeste del cual todas las tierras “halladas y por hallar” pertenecerían a los reyes de Castilla y León, sin mencionar en ningún momento a Portugal. Permíteme decir que esta bula excluye a la Corona de Aragón y que los destinatarios eran los reyes y sus herederos, no los reinos.
      Más posterior es el Tratado de Tordesillas (7 de junio de 1494), firmado en dicha localidad perteneciente actualmente a la provincia de Valladolid, en España, entre los representantes de Isabel y Fernando, reyes de Castilla y de Aragón, y los del rey Juan II de Portugal. Se estableció un reparto de las zonas de navegación y conquista del Océano Atlántico y del Nuevo Mundo, delimitando sus zonas de influencia mediante un meridiano situado a 370 leguas al oeste de las islas del Cabo Verde, sin hacer ninguna mención a las Bulas Alejandrinas.
      Por tanto, la Inter caetera NO llegó a tener efectos prácticos aunque tradicionalmente se considera el primer hito del Derecho Indiano por ser unas normas jurídicas vigentes en América durante la dominación española. Como curiosidad decirte que el manuscrito original de la bula Inter caetera se encuentra en el Archivo de Indias de Sevilla.

      Espero haberte respondido y repito, gracias por la cuestión
      Un saludo 😉

  5. Pingback: La guerra más corta jamás contada | franciscojaviertostado.com

  6. Pingback: Unidades | H I S T O R I S I M A

  7. Pingback: El Tratado de Tordesillas o la repartición del Mundo | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s