La Tercera Ola, o cómo pudo el pueblo alemán ignorar lo sucedido con los judíos

“¿Cómo pudo el pueblo alemán, los ciudadanos de a pie, alegar ignorancia sobre lo que estaba pasando con los judíos?”. Esta cuestión fue formulada por un estudiante en la primera semana de abril de 1967 a su profesor de Historia Contemporánea, Ron Jones. Ante la inesperada pregunta no supo qué decirle y le dejó pensativo. Se planteó que incluso en nuestros tiempos, una democracia consolidada, podría llegar a aceptar una ideología dictatorial. Fue entonces que para darle respuesta diseñó a sus alumnos un inquietante experimento que cambiarían sus vidas y que se conocería como la Tercera Ola.

El instituto de Secundaria en cuestión era el Cubberley High School, de Palo Alto, California, y durante esa semana Ron Jones debía hablar a sus alumnos sobre la autocracia, es decir, la forma de gobierno en la cual la voluntad de una sola persona es la suprema ley. Cuando el estudiante le planteó la cuestión, Ron Jones pensó que la mejor manera de contestarle sería que sus alumnos vivieran en primera persona el sentimiento de aceptar una ideología autoritaria. Para ello debía hacerles entender que la democracia, a pesar de ser una sociedad libre y abierta, enfatizaba el individualismo en contra del bien del grupo. Así pues, durante esa semana inculcó los valores de la Alemania nazi para conseguirlo.

Lunes (3 de abril) La disciplina

Habló a sus alumnos de la satisfacción del trabajo duro, el estudio y el control de la voluntad de uno mismo. Un esfuerzo que obtiene recompensa y para demostrarlo les ordenó que se sentaran correctamente en sus sillas, con los pies en el suelo y la espalda recta contra el respaldo, preguntándoles… ¿A que ahora podéis respirar mejor y os sentís mejor? Los alumnos respondieron que ciertamente así era. El profesor los corregía cuando se relajaban en la posición y cuando les daba permiso para levantarse les llamaba nuevamente para que volvieran a sentarse en la posición. Todos lo hacían en silencio e inmediatamente.

Seguidamente les dijo que debían dirigirse a él como sr. Jones, reprendiéndoles, aunque benevolentemente, cuando no contestaban bien alguna pregunta. Comprobó que la respuesta de sus alumnos fue a involucrarse cada vez más, y los que nunca participaban comenzaron a hacerlo, implicándose todos en la experiencia.

Debía dar un nombre al experimento y decidieron “democráticamente” llamarlo “la Tercera Ola”, apoyándose en que popularmente se considera más fuerte la tercera de una serie de olas en el mar.

Ciertamente, la aceptación de este código de conducta le sorprendió y decidió proseguir con su experimento al día siguiente.

Martes  (4 de abril) La comunidad

Al entrar en clase ese día los encontró a todos sentados tal como les ordenó el día anterior. La mayoría concentrados, otros sonriendo. Se dirigió a la pizarra y escribió “Fuerza a través de la comunidad”. Les habló del valor de pertenecer a un movimiento, a un equipo o a una causa y para hacerlo entender les hizo recitar al mismo tiempo “Fuerza a través de la disciplina. Fuerza a través de la comunidad”, sintiéndose todos fuertes e iguales. Ron Jones, comenzó a sentirse uno más del experimento y antes de finalizar la clase crearon un saludo solo para miembros de la clase, a modo de ola con la mano. Obligó a realizarlo en clase, sin embargo, comenzaron a saludarse entre ellos fuera de ella y del colegio.

Miércoles (5 de abril) La acción

Les dio una tarjeta acreditativa del experimento, tres de ellas marcadas por una X roja que permitía denunciar a los compañeros que incumplían las reglas. Seguidamente les habló de la fuerza de creer en uno mismo y en la comunidad, algo que les permitiría aumentar sus logros. Algunos comenzaron a reconocerle que estaban aprendiendo más que nunca, no solo académicamente, sino desde el punto de vista mental para afrontar sus retos deportivos. Para su sorpresa, alumnos de otros profesores solicitaron incorporarse a su clase.

Les dio una tarea a cada uno: diseñar un logo, impedir que entre algún alumno que no fuera miembro, repartir panfletos… Todos se involucraron, aunque tres de las alumnas más inteligentes, probablemente al ver que pasaban desapercibidas en clase, comenzaron a manifestar que no les parecía bien lo que estaban viendo. Por otro lado, Robert, un joven fortachón pero mal estudiante y habitualmente aislado en clase por sus compañeros, comenzó a sentir que formaba parte de algo y que todo comenzaba a tener sentido para él. Propuso al profesor ser su guardaespaldas y esto hizo recapacitar y preocupar considerablemente a Ron Jones al comprobar que su experimento había cogido un impulso inimaginable. Debía terminarlo, pero no sabía cómo.

Jueves (6 de abril) El orgullo

Muchos de sus alumnos hicieron de su papel en el movimiento el centro de su vida. Parar ahora podría ser complicado para algunos, los alumnos más sobresalientes se burlarían de los compañeros como Robert. No podía continuar con él, ya que algunos padres temerosos del experimento manifestaron sus quejas, pero, ¿cómo hacerlo?

Ese día la clase estaba abarrotada, todos en silencio esperando oír al profesor. Les comenzó diciendo que la Tercera Ola era algo más que un experimento o una actividad de clase, ya que era un programa nacional para encontrar alumnos dispuestos a la lucha política.

Por todo el país profesores como yo hemos estado entrenando a brigadas juveniles para hacer una sociedad mejor a través de la disciplina, la comunidad, el orgullo y la acción, y vosotros sois un grupo seleccionado para el cambio. Podemos cambiar el destino de este país.

Fotograma de la película de producción alemana La Ola (2008)

Seguidamente, les anunció ante el entusiasmo de todos que al día siguiente habría una manifestación en el auditorio del instituto exclusiva para los miembros, en la que se nombraría a un presidente que anunciaría el programa a nivel nacional.

Viernes (7 de abril) El entendimiento

Dispuso que unos hicieran de reporteros y otros se encargaron de vigilar la entrada para que solo acudieran los miembros. Así se reunieron más de doscientos alumnos de todo tipo, todos distintos, aunque todos con la misma fuerza unificada.

Comenzó el acto con su saludo y su mantra “Fuerza a través de la disciplina” que repitió en varias ocasiones recitándolo cada vez con más fuerza. Después apagó las luces y puso la televisión, en blanco, sin mostrar nada. Todos esperaban ver algo y al comprobar que no era así uno de los alumnos se levantó y gritó “¿No hay ningún líder, verdad?

La confusión se apoderó de todos y Ron Jones apagó la televisión. El silencio se adueñó de la sala y comenzó a hablar:

Escuchad con atención, tengo algo importante que deciros. No hay ningún líder. No hay ningún movimiento nacional llamado la Tercera Ola. Habéis sido usados, manipulados, no sois mejores que los nazis alemanes que habéis estudiado.

Les explicó que pensaron ser los elegidos y les preguntó:

¿Cambiando la libertad por la disciplina y la superioridad aceptando la voluntad del grupo por encima de la individual, hasta dóndes podríais haber llegado?

Fue entonces que encendió el proyector y les mostró imágenes del Tercer Reich: las masivas manifestaciones ante Hitler, los judíos en los campos de concentración, los juicios de Núremberg en los que los encausados decían que solo cumplían con su trabajo. Ron Jones paró la imagen en la que se mostraba que todos debían aceptar su culpa y que nadie podía alegar que no formó parte de una forma u otra.

Los alumnos enmudecieron. Ron Jones se mostró arrepentido de haberles llevado tan lejos y por haber llegado a transformarse él también como un participante más. En esa semana conocieron el miedo a ser excluido, el sentimiento de control y la satisfacción de hacer lo correcto en la sociedad. Comprobaron que el fascismo no es algo ajeno a uno mismo, sino que está presente en nuestras conductas diarias, manifestándose en cuanto se busca.

Prediciendo lo que pasaría a partir de entonces, Ron Jones les dijo que si el experimento había tenido éxito de verdad, nadie admitiría haber estado allí ese día, ni haber sido manipulado tras aceptar la Tercera Ola como una forma de vida. Una locura que sería mantenida en secreto, escondida a partir de ahora. Una experiencia para olvidar.

Con los años inspiró un libro, un musical y una película La Ola, que describe esa experiencia, aunque con alguna licencia en el final. Después del experimento, Ron Jones trabajó durante treinta años con personas con discapacidad mental y siempre afirmó que fue expulsado del centro donde daba clases.

Sin lugar a dudas, Ron Jones respondió la pregunta de su alumno.

Para saber más:

La ventana de Overton

The Wave Home

Link foto:

Bundesarchiv, Bild 183-B06275 / Heinrich Hoffmann / CC-BY-SA 3.0

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Juan F dice:

    Excelente artículo Francisco Javier. Es un gran recordatorio de “eso en mi país no podría pasar porque blablabla”

    1. Hola Juan,
      pues sí, y puede ocurrir en cualquier país del mundo. Existe una teoría política conocida como la ventana de Overton, descrita por Joseph Overton, exvicepresidente de uno de los institutos más prestigiosos de investigación de políticas públicas en los Estados Unidos, que describe cómo se puede cambiar la percepción de la opinión pública en ideas consideradas descabelladas inicialmente, pero que acaban por aceptarse a largo plazo.
      Tenemos ejemplos de ello en el divorcio, el aborto, la eutanasia, la desigualdad de género, el canibalismo… Ideas impensables de normalizar en su origen, que pasan a ser radicales, y de ahí a ser aceptadas por el pueblo, hasta que finalmente son aptas para moldear las políticas de los partidos. Un ejemplo, el EX presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, utilizó esta herramienta política como pocos hoy en día cuando introdujo sus radicales ideas sobre la inmigración y el acercamiento con Rusia, por nombrar solo dos.
      Si te interesa el tema te invito a que entres en el link que dejé en la sección “Para saber más” de este artículo. Es para ponerse a temblar…

      Un abrazo

  2. Apreciado Doctor Tostado, como independentista su artículo me ha hecho reflexionar acerca de mi ideología y ello me ha llevado a preguntarme si es el movimiento al que yo apoyo, independentista catalán, víctima de la Tercera ola o lo es el movimiento unionista, considerando que el movimiento independentista no va contra personas sino que aspira a alcanzar la soberanía y el autogobierno y que tiene su origen en la apropiación del poder y los recursos por parte de otro estado. Me gustaría conocer su opinión al respecto. Como es un tema que puede ofender algunas sensibilidades le agradecería que si no desea debatir sobre ello , si a usted le parece inconveniente por esta o cualquier otra causa, con no hacer público este mensaje entenderé que no es de su interés y seguiré leyendo sus trabajos con el mismo interés que hasta ahora . Gracias

    1. Hola en estadolíquido,
      Interesante y por otra parte valiente reflexión que mucha gente debería hacer. Como ya sabes intento no mezclar la política en el blog pero intentaré explicarlo aplicando la ventana de Overton al proceso independentista catalán iniciado ya hace unos años. Después que cada uno saque sus propias conclusiones.
      Esta teoría política consiste en un proceso de cinco fases por el que un aspecto social imposible en su origen acaba siendo aceptado:
      En la primera etapa se planteó el radicalismo, algo imposible: una declaración unilateral de independencia y continuos desafíos al orden constitucional.
      En la segunda etapa aparece lo aceptable, con la aparición de grupos que comienzan a aceptar posturas más moderadas, desde la comunidad científica hasta colectivos sociales que condenan las posiciones extremistas e intentan encontrar un equilibrio entre las partes. Fue así cómo formaciones políticas como Podemos comenzaron a pedir un referéndum pactado, se apeló a los precedentes escoceses y de Québec, así como la irrupción de actores internacionales.
      Tercera etapa: la sensatez. No se puede romper España de manera unilateral, con una votación fraudulenta, con un quórum inferior al necesario para reformar el Estatut. Esto es así.
      La cuarta etapa pasa de lo sensato a lo popular, donde los medios de comunicación y personas políticas reconocidas hablan abiertamente de reforma constitucional. Es la etapa donde ahora nos encontramos.
      Quinta etapa: de lo popular a lo político, con la sociedad ya fracturada.
      En mi opinión, el desafío catalán podría explicarse con esta teoría y el objetivo final podría terminar con la reforma constitucional reconociendo la supuesta plurinacional de España, algo que llevaría años.
      Un saludo

  3. Rosa torrens dice:

    Recién entro a esta pagina. Muy interesante el artículo para reflexionar. Más aún , debatir y aclarar ideas , a través de los comentarios . Soy seguidora de la política de Trump. No comparto su arrogancia , prepotencia y otras cualidades que hace , q como hombre, me desagrade y desagrade a muchos. Considero que su plataforma política, no debe mezclarse con sus cualidades humanas. Ud. Se refiere al presidente Trump , como “EX” -presidente, el ejerce aún su mandato, bajo el amparo de la Constitución . El monopolio de los medios de comunicación de los EU , ha dictaminado al “ ganador” , para el mundo , lo cual es un error, , y obvia al que tiene la última palabra , el Comité de Elecciones. El mandatario , y su equipo de gobierno, están en su derecho de reclamar y q se investiguen las irregularidades electorales q se han detectado y hasta tanto, no puede haber pronunciamiento al respecto. Con relación a la política de Trump de inmigración , y sus “radicales ideas” , considera q es acertada , en contraposición , la política de la UE ?
    Cómo cataloga a un gobierno que se retira de las guerras, que se ha manifestado en disolver la OTAN , pero q se retira de la guerra de Siria, y deja el campo abierto a la dictadura genocida y permite la presencia de Putin en el territorio? No coopera con el “ cambio climático” y se pliega a la teoría , también creíble , de que siempre ha existido y que no se produce por la actividad humana. Por otro lado genera trabajos sin subir taxes, y por primera vez , “ obliga “ a las farmacéuticas a bajar costos . Va hacia el camino de que todo ciudadano pueda obtener acceso a la medicina, pero, a través de la competencia de las aseguradoras. Que pioriza la vacuna contra la pandemia y en contraposición , aparece en público desafiando el COVID, sin máscaras . Lo llaman fascista . Desde sus inicios como presidente ha sido acusado de todo y ha salido ileso. Ha sido el clavo en el zapato de la política de ambos partidos.
    Es difícil ignorar es el tema q nos ocupa, sein mezclar la política. Considera al presidente Trump como fascista o como revolucionario ? Cree en agendas globalistas dictaminaba por el Fórum Económico Mundial? O es el temor que le infunden a las masas para lograr un fin ( manipulación).
    La información es poder y este rige las mentes pero también mueve a las masas . Mi gran temor es la desinformación , la que puede partir de fuentes erradas. Temo por el futuro y el presente me aterra, me horroriza oir, desde una tribuna, el llamado de “ patriotas” . En EU conocí la libertad y creo que es un país de leyes . Temo que quiebre. Gracias por su pagina y por darme la oportunidad de expresarme

    1. Hola Rosa,
      no hay duda de que la democracia estadounidense está pasando uno de los momentos más cruciales desde la Segunda Guerra Mundial y estas elecciones son una de las pruebas más importantes a las que se ha enfrentado la sociedad norteamericana en lo que a sus instituciones se refiere. Trump sigue contando con muchos votos a pesar de sus políticas populistas, sin embargo, cruza líneas rojas que son todo menos “democráticas” como cuando se consideraba vencedor cuando quedaban millones de votos por contar o cuando acusa de robo en estas elecciones a sus adversarios políticos. El país está fracturado, pero en mi opinión los Estados Unidos, sus propias instituciones y como bien dices, sus leyes, son lo suficientemente sólidas para superar este intento de dinamitar la democracia.

      Saludos y un placer contar con tu opinión y soy yo quien te da las gracias por seguir el blog y comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .