La lucha de Margaret Sanger

cbf51eeecd7e505835d5a652e0f02c7e

Mujer controvertida de su época como pocas, la defensa que hizo del control de la natalidad y los programas que puso en marcha le ocasionaron feroces críticas por parte de una sociedad que todavía no estaba preparada para escucharlos y mucho menos aceptarlos, debiendo hacer frente a numerosos juicios en los que a pesar de ser acusada, lucharía y con el tiempo acabaría por vencer.

EnovidBottleY más que empezar por el principio permitidme hacerlo por el final, y es que uno de los grandes avances que tenemos en la actualidad en anticoncepción se lo debemos indirectamente a ella, tras apoyar a mediados del siglo pasado la investigación que llevaba a cabo el Dr. Gregory Pincus con las hormonas y la anticoncepción, algo que entonces parecía ciencia ficción y que ahora es uno de los métodos más utilizados en todo el mundo: la píldora anticonceptiva.

Pincus, junto con Min Chueh Chang, demostraron que la progesterona podía actuar inhibiendo la ovulación, y así, en 1954, realizaron la primera prueba en mujeres del estado de Massachusetts para después probarla de manera más general en Puerto Rico. Tras comprobar su eficacia se comercializó con el nombre de Enovid, y en mayo de 1960, el FDA ampliaría las indicaciones para incluirla como método anticonceptivo. Dicho esto -que me parece de lo más relevante- ahora sí me centraré en la vida de Margaret Sanger.

Un esbozo de su biografía

Nació en Corning (EE.UU.), en 1879. Sus padres, emigrantes irlandeses, influyeron notablemente en su pensamiento. Él, un librepensador socialista y feminista, y ella, una trabajadora católica que quedó embarazada en dieciocho ocasiones llegando a término once, siendo Margaret la sexta de todos ellos. La tuberculosis y un cáncer cervical acabó con la vida de su madre, hecho que la marcaría profundamente. Poco después ingresó en el hospital de White Planes, situado en un suburbio de Nueva York, estudiando enfermería y donde comenzaría a tener los primeros contactos con la realidad médica de la época, tomando conciencia de la necesidad de dar a conocer los métodos anticonceptivos que se tenían entonces para prevenir los embarazos no deseados y así evitar los abortos clandestinos, motivo de la muerte de muchas mujeres debido a las infecciones y hemorragias que se producían por las pésimas condiciones en que se practicaban.

Desde 1873 existía una ley en los EE.UU. que prohibía incluso el hecho de divulgar cualquier información sobre los métodos anticonceptivos, pero Margaret, lejos de echarse atrás, fundaría en 1914 una revista feminista “The Women Rebel” cuyo lema no era otro que “Sin dioses ni maestros”, haciendo referencia al derecho de la propia mujer en decidir.

648px-SangerOnCourtSteps2

Margaret Sanger y su hermana Byrne, en las escaleras del palacio de justicia en Brooklyn, Nueva York, el 8 de enero de 1917. Esta foto fue tomada durante el juicio en el que se acusó a Sanger por la apertura de una clínica de control de la natalidad en Nueva York. Fue encontrada culpable.

image0

La acusación y el juicio no se hicieron esperar pero la repercusión que tuvo el caso hizo que muchas mujeres apoyaran su causa y en 1916 abriría la primera clínica de control de natalidad del país en la misma ciudad de New York. Esto no hizo más que desencadenar una guerra abierta con las autoridades que acabaría ganando, abriendo muchas otras clínicas, una de ellas en Harlem con personal afroestadounidense.

Margaret siempre explicaba a las mujeres que acudían a sus clínicas que el aborto no era el camino a seguir sino que la mejor forma y más segura era la de evitar la concepción. “Esa sería la única cura para el aborto”. Aunque lo justificaba si al final se tenía que recurrir a él.

Pero la polémica con Margaret no quedaba aquí. A pesar de ser contraria a las prácticas racistas de los nazis, era defensora de las políticas restrictivas de la inmigración así como de la esterilización de los discapacitados tantos mentales como físicos, control que según ella debía recaer en los padres y no en el Estado.

Sufriría de tuberculosis y tras separarse de su primer marido volvería a casarse en 1921, teniendo tres hijos. Ese mismo año fundaría la Liga Americana de Control de la Natalidad que terminaría convirtiéndose en la Federación Americana para la Planificación Familiar, y hoy es reconocida por su defensa en el control de la natalidad así como podemos comprobar que numerosas calles y hospitales reciben en su memoria el nombre de Margaret Sanger. 

Para saber más:

Federación Internacional de Planificación Familiar

Proyecto de los documentos Margaret Sanger

Links fotos:

Pinterest; Sangerpapers.com; Tirante

16 comentarios en “La lucha de Margaret Sanger

    • Hola Fco. Javier,
      al final, el tiempo le dio la razón, como casi siempre. Imagino que el post de hoy generará diversas y contradictorias opiniones, y como siempre, los comentarios están abiertos a todas ellas.
      Saludos también para ti.

  1. Fue un chispazo de luz cuando Margaret daba a luz. Ansias de placer y de preñez. Riesgo. Se le iluminó la noche. Lo que vio en sueños, despertó en su espíritu. Soñaba que asistía al verdadero tránsito de los seres sin concebirlos. ¿Detener la fertilidad? ¿Deseos carnales reprimidos? ¿Abstenerse voluntariamente, obligada? ¿Aborto inducido? Experimentar ese desagrado total que no llega a deshacerse de problemas aparentemente insolubles. Presagios de abortos reales. Ese deseo de quitarse de encima las angustias.¡Libertad sexual! …¡Ser, en ella! … Descubrir y, asistir al verdadero tránsito en ellas. Gracias, FJ, por mostrar que la vida no se parte al concebir, sino, tomando los caminos habituales, enraizados, desde ese gran descubrimiento anticonceptivo. Abrazos humanos, soñados en sus formas naturales y su franca celeridad de su esencia.

    • Hola marimbeta,
      yo me quedo con la esta frase que dice que “la concepción es la única cura para el aborto”. En la actualidad, y según datos de la OMS, 2 de cada 5 embarazos a nivel mundial no son buscados (80 millones cada año). De estos, el 58% acaban interrumpiéndose es decir, 46 millones, y de estos, 19 millones, ilegalmente. Los números hablan por sí solos.
      Abrazos de vida

      • Es increíble que haya países en los que sea ilegal el control de la natalidad y, por ende el aborto. Y eso sin mencionar las muertes por los abortos provocados y nadie ve lo que ocurre cuando los bebés no deseados crecen convirtiéndose, la mayoría en un problema social.

  2. A tus órdenes Paco: médico como tú me casé con mi novia después de aguantarme 7 años de noviazgo mientras estudiaba la carrera y me abría camino en el Reino Unido con la especialización. Jóvenes, las hormonas a tope, comenzamos a utilizar la píldora aquella ¿Enovid? secuencial, 21 días, suspender una semana y vuelta a empezar. Había un pero: aconsejaban descansar un mes al año ¡y ese mes lo pasábamos fatal! De esa manera tuvimos nuestros 3 hijos con un intervalo planificado de 2 años entre ellos. Conocíamos los riesgos de las posibles secuelas y de hecho a mi mujer tuvimos que hacerle dos safenectomías, una mientras vivíamos en UK y otra aquí ya. Y otra cosa más: el dr. Pincus hizo la prueba general de la pilule en Puerto Rico, lo que entonces era una colonia de USA, (lo de estado asociado era una entelequia). ¡Ah, llevamos junticos más de 50 años! (y como decimos los dos: ¡para qué vamos a cambiar a estas alturas!)

    • Hola astolgus,
      sí, eso de descansar un mes de tanto en tanto ha sido algo que se ha generalizado con los años y por supuesto un gran error, ya que no aporta ningún beneficio. En la toma de anticoncepción hormonal a largo plazo -cuando no hay ningún factor que lo contraindique y siempre bajo supervisión médica- existen estudios que en general indican que disminuye el riesgo de cáncer de endometrio y de ovario. Un efecto protector que aumenta con la duración del uso de los anticonceptivos orales y continúa por muchos años después de que la mujer haya dejado de usarlos.
      Con tu permiso dejo el enlace a un artículo de mi amigo el Dr. Neyro que trata un tema interesante en lo que a los abortos en jóvenes y el uso de anticonceptivos orales se refiere.
      Abrazos y mis felicitaciones por llevar tantos años juntos, y más en los tiempos que corren…

      • Pues tengo otra pregunta para tí: cuando paseo por mi ciudad veo decenas de mamis con gemelos/mellizos, algo que en mis tiempos de juventud era bastante raro, hasta el punto de que los existentes llamaban la atención popular. ¿Puede ser que el uso de la píldora haya provocado los cambios hormonales necesarios para que se cree esta tendencia al alza?

  3. En Puerto Rico siempre nos tenían de conejito de india. Ah, y Puerto Rico sigue siendo una colonia, nada ha cambiado. Es que leí el comentario de Astolgus y quería aclarar. Esa ruedita de píldoras es igualita a la que usaba mi mamá (quien era enfermera y muy modernuca para su época), y que yo me comí como dulces cuando tenía 6 años… Jajajaja… Hay que agradecer a Margaret Sanger su visión. Vivir preñada era la historia de las mujeres de antaño y la vida se les iba en ello, literalmente. Los abortos no eran la solución, definitivamente. Son muy peligrosos. Gracias por este artículo, como siempre interesantísimo. Un abrazo.

    • Hola melbag,
      aunque el tema no es baladí me permitiré añadir una anécdota divertida (siempre con tu permiso). Un día me vino a la consulta una mujer gitana preocupada porque sus hijas no paraban de quedar embarazadas a pesar de hacer ella lo imposible, como su madre que era, para evitarlo. Al preguntarle qué es lo que hacía me respondió que en las comidas añadía siempre una pastilla anticonceptiva en la sopa para asegurarse que así se la tomaban todas. Claro, así, no paraban de tener hijos…
      Abrazos

      • Me he sacado una carcajada que mi esposo me preguntó que me pasaba. Pobre mujer. Es tan difícil comprender algunas cosas. Mi abuelita jamás habría entendido que tenía alternativas. Tuvo 18 embarazos, muchos murieron por la pobreza en la que vivían y el azote de la tuberculosis en la isla. Aunque ella fue afortunada y vivió hasta los 86 años independientemente hasta que murió de un infarto. Pero parir duele y mucho. No me la imagino pujando esas 18 criaturas. En fin, me encanta la anécdota de tu gitana. Abrazos de vuelta.

  4. Ha pasado un siglo desde la lucha de esta admirable mujer y sin embargo la tasa de madres adolescentes crece en el mundo, sin que se haga un efectivo plan de información y control de la natalidad para ellas, a pesar de los múltiples métodos anticonceptivos que actualmente existen. Saludos

    • Hola Patricia,
      será que algo se hace mal y las políticas sanitarias al respecto deben cambiar en muchos países. Actualmente existe una anticoncepción, podríamos decir que a la carta, y exceptuando en los países en vías de desarrollo en los que el problema adquiere otra dimensión, en el resto, sigue aumentando como bien dices.
      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s