El espéculo, el instrumento más odiado por las mujeres

Hoy hablaré de un ingenio muy utilizado en mi especialidad, la ginecología. Actualmente no se entiende una consulta de ginecoobstetricia sin ese apreciado aparato imprescindible para poder valorar la vagina y el cuello uterino (cérvix). Estoy hablando del espéculo (speculum: espejo; specere: mirar a) aunque muchas mujeres lo conocen como el fatídico “pico de pato”.

En la Antigüedad…

Los especulos han tenido forma de tubo y se utilizaron para introducirlos en el interior de los orificios naturales del cuerpo permitiendo la visualización de su interior. Se han diseñado nada más y nada menos que más de 600 modelos diferentes a lo largo de la Historia y aunque pueda parecernos extraño y a pesar de que los documentos más antiguos sobre la ginecología proceden de ellos, las primeras referencias que se tienen de ellos no las encontramos en la civilización egipcia.

En el Talmud Hebreo (1300 a. C.) se describe el uso de un trozo de bambú o el tallo de una calabaza como espéculo usando más tarde tubos de metal, siendo los antiguos hindús los que describen hasta 20 variedades de estos instrumentos. Vemos así como 800 años antes de la existencia de Hipócrates ya se inspeccionaban los orificios corporales.

Los antiguos griegos los utilizaron para explorar el recto y se cree que también la vagina, aunque Hipócrates describe las úlceras del cuello uterino por tacto y no con el examen por especulo. El diseño de estos aparatos se conservará hasta la Edad Media y muestra de ello son los que se recuperaron en la casa de un médico durante las excavaciones efectuadas entre 1818 y 1882 en la ciudad sepultada de Pompeya, fabricados en bronce con un tornillo central que cuando se apretaba separaba las hojas de manera muy similar a los que se emplean actualmente.

Espéculo vaginal romano. Haz clic en la imagen para ampliarlo.

Se tiene constancia de su uso por el médico romano Cornelius Celsus (27 a. C. – 50 d. C.) y un siglo después, Galeno, quien en su obra “Linguarum Explanatio” explica que los utiliza para “dilatar los genitales de la mujer”.

IMG_20160213_192038

Espéculo romano que se puede admirar en el Museo Nacional de Arqueología (Madrid). Fijaros en la similitud con el anterior.

A partir de la Edad Media

A principios del siglo II d. C. Sorano de Éfeso escribe un libro de ginecología dedicando un capítulo entero al uso del espéculo. Un contemporáneo suyo, Leonides de Alejandría (200 d. C.) describe el uso de un especulo rectal para ver las fístulas y menciona el uso de un instrumento para dilatar y visualizar la vagina. Las primeras ilustraciones del espéculo vaginal las encontramos en un texto del siglo XI sobre cirugía del médico andalusí cordobés Albucasis, en el que se describen los espéculos de boj y de ébano, siendo escasísimos (por no decir nulos) los escritos sobre ginecología hasta bien entrado el siglo XVI. Es precisamente Abulcasis al que se considera el predecesor de la cirugía endoscópica, al usar espéculos y luz para ver en el interior de la vagina y así cauterizar las verrugas del cuello uterino.

A partir del siglo XVI su uso comienza a popularizarse: Hans van Gersdorff, Pierre Franco, Ambroise Paré… desarrollándose después otros espéculos que no dejan de sorprendernos por el parecido que tienen con los utilizados hace 2.000 años.

Un video en el que se explica cómo se realiza en la actualidad una exploración con espéculo y la citología cervicovaginal (prueba de Papanicolaou), como en otras ocasiones, abstenerse los más sensibles:

Para saber más:

Instrumentos quirúrgicos (espéculos…) en la Antigua Roma

Links fotos:

Wikichasqui; Wikimedia

73 comentarios en “El espéculo, el instrumento más odiado por las mujeres

  1. Antes de ver el video, no sabía si “yo” conocía ese arrefacto, despues de verlo no sé si lo utilizaron cuando a los 49 tuve una garn hemorragía, consecuencia de ello tuve una histerectomía completa, no se si utilizaron “el pato”… pero lo más odiado por mi, se me ponen los pelos de gallina sólo de pensarlo, son los forceps, me dejaron marcas por varios lugares.
    No sabia nada de ese “trasto”. Saludo grande….

    • Hola Rosa,
      como siempre digo… no se dispone de otra manera de poder explorar la vagina y el cérvix. Es sorprendente el ingenio de hace 2.000 años a la hora de fabricarlos pues los modelos actuales difieren muy poco de los de entonces.
      Un abrazo

      • No sé si vas a releer contestaciones a temas de hace algún tiempo y no conocidos por mi al no haber entrado en el blog hasta hace poco. Pero sirva este para reafirmar lo que muchas de tus pacientes dicen de vuestro colposcopio: mi esposa y mis dos hijas lo odian, al igual que la postura que tienen que adoptar cuando las sentais en vuestro sillón/camilla de exploración. A ella la atendió un compañero, profesional de gran prestigio, que ayudó a venir a este mundo a nuestros 3 hijos y éstos vinieron asistidos por otro amigo que es quien los “vigila” hoy día e igualmente extraordinario especialista. Mi mujer y las dos hijas se revisan anualmente, por supuesto,

      • Los leo, los leo… Yo creo que más que el espéculo en sí, lo que es más ingrato para muchas mujeres es la postura que deben adoptar para la revisión. Compruebo que tienes tres crios, yo también, y puedo asegurarte que una de las mayores satisfacciones que mi profesión me ha dado ha sido el poder traerlos a este mundo, podria incluso decirte que los tres han sido muy distintos y partos que podríamos considerar “trabajados” 😉 En cuanto a lo de las revisiones anuales… es un concepto que ya no existe como tal. Sabes muy bien como yo que en la actualidad se tiende a la sub/sub/sub especialización y en lo que a ginecología se refiere se tiende a hablar mejor del screening de cáncer de mama y del screening de cáncer de cérvix. En el caso de este último, y si no hay factores de riesgo que lo justifiquen y con citologías previas normales, lo adecuado sería hacerlas cada tres años.
        Saludos y me alegra comprobar que estás mirando posts antiguos

      • Gracias por tu respuesta como siempre ecuánime, precisa y convincente. Yo estuve apretando la mano de mi mujer, aunque está clarísimo que el trabajo lo hizo ella: el primero natural, el segundo con anestesia y el último natural porque así lo quiso ella que quería verlo porque era el hereu y pesó 4.300 gr. ¡vamos, p’a ir a la mili ya!

    • Hola Enrique,
      hoy el post es 50% Medicina y 50% Historia. El espéculo es de esos instrumentales médicos que utilizamos a diario (los ginecológos, claro) y que también tiene su parte de Historia, nada más y nada menos, que 2.000 años.
      Un abrazo

  2. Hola Francisco, gracias por tu artículo y definitivo y cierto que es muy incómodo, pero como dice el dicho “no hay mal que por bien no venga”. No tenía idea de cómo internamente se toman las muestras del pap.

    • Hola Paula,
      el video explica muy bien, no solo el cómo se debe colocar el espéculo sino también el cómo y de dónde se hace esa prueba ginecológica tan extendida como es la citología cervicovaginal. Si me permites aprovecharé la contestación a tu comentario para hacer algún apunte sobre ello (no pretendo extenderme pero creo que muchas mujeres agradecerán la explicación):

      La citología cervicovaginal es también conocida con el nombre de Papanicolaou (sobretodo en algunos países de América) por el nombre del médico griego Georgios Papanicolaou (1883-1962) que la describió.

      Incidencia:
      Este cáncer es el segundo más frecuente en mujeres después del de mama (en el mundo) y se estiman en 500.000 nuevos casos al año con una edad media en el momento del diagnóstico de 48 años. En los países desarrollados su frecuencia es mucho menor gracias al diagnóstico de detección precoz, mientras que en los países del tercer mundo es la primera causa de mortalidad por cáncer en las mujeres. Antes de las campañas de “screening” o detección precoz, la incidencia era muy similar en todos los países.

      Causa:
      Actualmente se sabe que está producido por la infección del HPV (Virus del Papiloma Humano) y es uno de los pocos cánceres que se producen por una causa infecciosa y… ¡no es hereditario!. Esta infección es relativamente frecuente (la adquieren el 80% de la población ¡hombres y mujeres!), adquiriéndose con las relaciones sexuales, pero la propia inmunidad del cuerpo es la que antes o después la hace desaparecer. Mientras esté en el cuerpo es cuando puede producir condilomas (un tipo de verrugas en genitales) y/o alteraciones en la citología (displasias) que si no se diagnostican, controlan y tratan pueden desarrollar con los años un cáncer de cérvix.

      Regularidad en los controles:
      El cáncer de cérvix es prevenible en un 90% si se hace la citología con cierta regularidad. No es infalible (su sensibilidad diagnóstica por si sola no llega al 65-70% en los mejores centros) y por eso que hay que hacerla de tanto en tanto. Depende de los países o del área donde nos encontremos pero aquí en España se suele indicar entre los 25 y 64 años (o antes de esa edad si se llevan tres o más años de inicio de relaciones sexuales) y si se tienen dos o tres citologías consecutivas normales se espacian a cada tres años. Esto puede extrañar a muchas mujeres (antes se hacían cada año) pero se sabe que el cáncer de cérvix es de evolución muy lenta (5-10-15… años) y pasa por fases o lesiones pre-cancerosas que son las que se detectan con la toma (displasia leve-moderada-severa) antes de convertirse en un cáncer. ¡Hay tiempo pero hay que hacer los controles ginecológicos que se indican!

      El presente y el futuro:
      El conocer el HPV ha significado una revolución en el diagnóstico y la prevención de este cáncer. Como en otras infecciones se dispone de una vacuna altamente eficaz que administrada antes del inicio de las RS (adolescentes) puede proteger del HPV (también está indicada en hombres, en otras edades y cuando ya se ha adquirido la misma).
      La irrupción de estas vacunas contra el HPV podría cambiar en pocos años las estrategias en el diagnóstico precoz del cáncer de cérvix dando más importancia a la detección de la presencia del HPV en el cuerpo (se hace un frotis similar a una citología) que a la propia toma de la citología cervicovaginal. Dejo un enlace donde se habla algo más del HPV

      http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/druginfo/meds/a607016-es.html

      Un saludo, mil gracias por leer el artículo de hoy y animarte a dejar el comentario.

      • Hola Francisco, me alegra saber que tengo contacto con un ginecólogo, que toca sobretodo temas como este, mi madre murió hace 20 años en septiembre de este año, de cáncer cervical y en las citologías de los dos últimos años anteriores a su muerte solo diagnosticaban inflamación. Yo me hago controles cada año y la verdad me siento sana y mi ginecólogo de cabecera dice que todo anda bien. En la última citología me salieron las glándulas de dodderlin un poco aumentadas. Con respecto a la historia del espéculo es chevre saber cuanto tiempo lleva este instrumento en uso.

      • … por desgracia la medicina de hace 20 años no era tan precisa como la de hoy en día (aunque dentro de otros 20 seguro que diremos lo mismo) En cuanto a lo de las glándulas… decirte que no son tal sino que en las citologías salen en ocasiones “bacilos de Döderlein” que son unos bichitos que hay en la flora vaginal y que protegen de las infecciones, es decir, que en una citología salgan es bueno 😉

  3. Ahora, hay arsenales de instrumental médico para escarbar y ver aquello que el cuerpo esconde anatómicamente, en la oscuridad. Todos esos adelantos permiten desvelar lo maligno oculto cuando hay manifestaciones corporales incómodas femeninas. Nada permanece invisible con ayuda del “espéculo”, destapa todo lo embarazoso. Es una “lata” dicen las mujeres, pero ni modo, hay que someterse. Por supuesto que su uso es para situaciones críticas y difíciles. Vivimos épocas con descubrimientos tecnológicos huracanados que remueven antiguas costumbres, descubriendo lo impenetrable y furtivo… mejorando la ciencia médica por el bien de la humanidad. Gracias FJ, por mostrar instrumentos descubridores de la realidad para quienes tienen una suerte divina de curarse en salud. Un abrazo, sanador.

    • Hola Marimbeta,
      ojalá dispusiéramos de un aparato tan sencillo como el espéculo y de una manera tan simple de diagnosticar precozmente todos los cánceres como en el caso de la citología cervicovaginal y la detección del HPV. Sin duda la ciencia sigue su paso firme hacia adelante, atrás quedaron las épocas oscuras y de magia, aunque en el presente y en el futuro disponemos de otro tipo de magia, la magia de la ciencia y de la tecnología que bien usada salva millones de vidas cada año. Una magia que no deja de sorprendernos incluso a los que nos dedicamos a ello.
      Otro abrazo con la ciencia de nuestra parte.

  4. Hola Francisco
    !Ves! con este articulo he aprendido que el especulo ya lo usaban en la cultura egipcia,( o algo parecido), pero para explorar el recto el oído o los orificios nasales, supongo que el artilugio utilizado seria más parecido a un amnioscopio que a un especulo ¿no?. !!Que crac eres!!. Abrazos.

    • Hola María Isabel,
      sí, seguro que sí. Para el que no lo sepa el amnioscopio es un aparato cónico (más alargado en su base) que se utiliza también (de ahí su nombre) para comprobar en una gestante de parto, dilatada como mínimo 1 cm y con la bolsa de las aguas íntegra (“no ha roto aguas”) que dicha bolsa está “clara” (no hemática ni oscura) indicando que el futuro bebé no está “sufriendo” (permitidme los que leáis esto y seáis profesionales de la salud explicarlo así para hacerlo más comprensible).
      Un abrazo

  5. Eres de lo mas ameno.hasta con este tema Gracias
    Los espçeculos han sufrido una evolución ( que no revolución) desde Egipto , e incluso se hicieron de cristal ( no quiero ni pensar en el daño que su rotura que podía producir en una mujer con vaginismo). Es un instrumento tan elemental y básico en una exploración ginecológica como los guantes y sin él es imposible realizar una triple toma citológica, así que se usa cotidianamente y no en situaciones excepcionales.

  6. Hola Javier, no iba a comentar sobre estos “instrumentos de tortura” (a mí así me lo parecen) pero me surgieron dos dudas:

    ¿Los cepillitos y espátulas que utilizan son nuevos para cada paciente? supongo y espero que sí, pero no me quedó muy claro en el video.

    ¿Por qué sólo se recomiendan los exámenes sólo hasta los 64 años? ¿después ya no hay peligro, o ya no les importa a las instancias de salud?

    Pasando a la otra faceta, la histórica, ¡qué interesante!, la verdad nunca me había preguntado desde cuándo se usaban los espéculos, asombros que desde hace tanto tiempo.

    • Hola Silvia,
      todo el material es desechable (aunque los espéculos metálicos que en ocasiones se usan se reutilizan, previa esterilización).
      En cuanto a tu segunda pregunta, si es una mujer que se ha ido haciendo controles ginecológicos y las últimas citologías son normales y sin otros factores de riesgo (conductas sexuales de riesgo, inmunodepresión, etc…) a partir de los 64 años no sería necesario seguir hacer el cribado (me estoy refiriendo al cribado de la población en general, no de modo particular). Cuenta que si a los 64 años no tiene la infección del HPV es más difícil que la adquiera después de esa edad y en el caso que la adquiriera ten presente que la progresión de una posible lesión es de muchos años.

      Un abrazo y piensa cuando fue tu última revisión, si te toca… ¡ánimo y al toro! (como decimos por aquí) 😉

  7. Tu post y el video me recordaron que tengo que hacerme el exámen. Es formidable como las antiguas culturas ya tenían este tipo de aparatos para chequeos de los genitales y el recto, muy buena información Francisco, abrazos.

    • Hola Alejandra,
      no había leído tu comentario antes de contestar a Silvia. Como puedes ver, los controles médicos, ya sean ginecológicos o de cualquier otro tipo, son necesarios pues salvan muchas vidas. El problema está en no cruzar esa línea del abuso, el hacer más controles de los estrictamente necesarios no tiene porque ser mejor, puede que incluso sea contraproducente en algunos casos.
      Una abrazo y espero que cuando acudas a tu gine le puedas explicar alguna cosa histórica sobre el “espéculo” ¡Ja, ja,ja!

  8. Al igual que siempre, vuestros artículos se encuentran bien documentados y sobre todo, bien escritos y desarrollados.

    Sí, cierto, el “pato” es muy incómodo y siempre que le observamos sentimos un cierto grado de temor, sin embargo, es preferible unos minutos de incomodidad a meses o años de enfermedad. No creo sea cuestión de animarnos a realizar una prueba contra el cáncer, creo sea cuestión de responsabilidad personal, dejando el temor y la incomodidad a un lado.

  9. Supongo que han de considerar mi frase “Que lindo ser varón” como machista.

    Como siempre, gran artículo Francisco, me sorprende lo antiguo de este instrumento.

    Un saludo.

  10. Uff, no sé qué decir, pues no entiendo nada del tema y apenas sabía que este aparato existía y, aunque no sabía exactamente para qué sirve, algo me imaginaba. Eso sí, después de este artículo tan completo algo entiendo, pero no me atrevo con lo del vídeo pues yo soy de esos “sensibles” que no pueden ver la sangre sin desmayarse…:P Gracias al cielo tenemos a los doctores como tú Francisco, que nos mantenéis sanitos…
    Gran entrada en un gran blog.
    Muchas gracias y enhorabuena!

    • Hola Jesús,
      como bien dices es un “aparato” muy desconocido por los hombres pero no por las mujeres. Mi objetivo principal con este post ha sido dar a conocer a todos que, como tantos otros, no es un invento reciente sino que también tiene una larga vida histórica detrás, así como poder explicar algo tan importante a nivel sanitario como la práctica de la citología cervicovaginal. Espero haber cumplido con ello.
      Un abrazo

    • Hola Leyla,
      ya advertía al principio del artículo que el espéculo (y las visitas al ginecólogo) no son precisamente una de las cosas más “apreciadas” por las mujeres. Pero bueno, todavía no se ha inventado la manera (todo llegará…) de poder hacer una exploración ginecológica de otra forma. 😉
      Abrazos…

  11. El Templo de Kom Ombo estaba dedicado a los dioses Sobek y Haroeris. Se trata de un templo doble, en el que todas las estancias están duplicadas, una para cada uno de los dioses, las de Sobek al sur y las de Haroeris al norte. Comenzada su construcción por Ptolomeo VI Filometor, fue ampliado en sucesivas ocasiones por otros Ptolomeos.

    Tiene hermosos relieves, aunque el estado general del templo no es muy bueno. Uno de los relieves más importantes es el de los médicos, que representa material quirúrgico de la época. El relieve es del siglo II a.C.

    Este relieve está dividido en cuatro registros, representando instrumental médico de la época, alguno de los cuales muy similar a los utilizados en la actualidad. En un primer momento se utilizó, como material para fabricar instrumentos quirúrgicos, cobre endurecido, posteriormente el bronce, y después el hierro.

    Foto Relieve:

    Os propongo un Juego:

    Descifrando el contenido del relieve. A ver si encontráis el especulo.

    El relieve se divide en 4 registros horizontales y los instrumentos numerados de izquierda a derecha.

    ¿En que registro esta el especulo ( del 1 al 4) y en que numero visto de izda a derecha?.

    Animaos y participar. A ver cuantos acertáis.

    Solución: En otro post (prometido).

    Saludos . Suso.

    • Hola Suso,
      interesante propuesta la que nos haces y te agradezco este simpático juego en el que aprenderemos todos. El enlace proporcionado sí que nos dirige correctamente al mismo, y en el relieve se pueden ver ganchos, sondas, pinzas, fórceps, escalpelos… Si te soy sincero me está costando dilucilar el espéculo pero insistiré en el intento 😉
      Un saludo

  12. No lo vas a creer pero siempre le comento a mi ginecólogo que me daba curiosidad estar a su lado y ver lo que el observaba con ese especulo. Ahora lo he visto a traves del video que has puesto. (y no me perdí de nada jajaj). Ir al ginecólogo es muy desagradable y no entiendo como con tantos adelantos, todavía nos sometemos a tan vergonzoso examen. Pero como bien dice mi ginecólogo, es arquitectura “divina” (de Dios) y definitivamente nada nos salva del chequeo anual.

    • Hola Maria Carlota,
      puede que leer este post te ayude a comprender (aunque sea un poquito) lo que buscamos en la citología y cómo se realiza esta exploración. Por desgracia y por muchos adelantos técnológicos que existen en la actualidad, no hay otra forma de hacerlo. 😉
      Un saludo

  13. Gracias por ilustrarnos! Me quedo pensando en la permanencia de siglos que tienen algunos objetos tan simples y tan útiles. El del video es metálico pero también se usan unos descartables de plástico que se pueden comprar en farmacias. Saludos!

  14. Buenos días Francisco, con esta entrada tan interesante y educativa ( siempre sentía curiosidad de lo que observabais) aprovecho para saludarte y ponerme al día en tus entradas, como bien sabes he estado desconectado por un tiempo de este mundo.
    Un saludo y un abrazo.
    Cristina

    • Hola Cristina,
      bienvenida de nuevo, espero que te fueran bien estas semanas. Como puedes comprobar aquí seguimos ¡ja, ja, ja! Creo que si te quieres poner al día de todo lo publicado tendrás trabajo para rato… aunque si quieres reírte un poco permíteme aconsejarte un post en especial, “El siglo de Oro, una época un poco… sucia”. Espero que te guste
      Abrazos 😉

  15. Hola,como lo prometido es deuda , ahi va la solucion al juego propuesto mas arriba:

    1º registro, en orden de izquierda a derecha:
    ·
    Doble gancho romo
    · Forceps para huesos
    · Sierra para huesos o amputaciones
    · Sonda, utilizada para explorar cavidades o aplicarles medicamentos.
    · Sonda en horquilla, igual uso que la anterior, pero con forma distinta.
    · Catéter usado para drenar líquidos
    · Cauterio, para cicatrizar heridas y para la cauterización de quistes y tumores.
    · Sierra para cortar miembros o huesos
    · Otro cauterio para cicatrizar heridas
    · Dos espéculos trivalvos, para dilatar cavidades en intervenciones quirúrgicas.
    · Dos catéteres uretrales para explorar hombres adultos

    2º registro, en orden de izquierda a derecha:
    ·
    Pipeta aspiradora de líquidos
    · Frasco para enemas
    · Dos erinas para sujetar tejidos durante la intervención
    · Tres pipetas para aplicar ungüentos
    · Craneoclasto, utilizado para aplastar el cráneo del feto muerto en casos de abortos espontáneos
    · Fórceps para extraer piezas dentarias
    · Paleta
    · Cuchillo
    · Vasos para triturar y mezclar preparados medicamentosos

    3º registro, en orden de izquierda a derecha:
    ·
    Dos fórceps para extraer piezas dentarias, o fragmentos pequeños de huesos.
    · Tres frascos para enemas
    · Dos vasos para triturar y mezclar preparados medicamentosos
    · Otro frasco para enemas
    · Balanza para pesar los ingredientes para preparados

    4º registro, en orden de izquierda a derecha:
    ·
    Vasos para ventosas en la piel
    · Caja para guardar instrumental quirúrgico
    · Tijeras
    · Cajas de vendas
    · Esponja
    · Dos sondas de doble extremo
    · Dos escalpelos

    Un abrazo . Suso.

  16. Hola Francisco, aqui en México un doctor le dijo a un familiar mio, mujer, que este estudio es peligroso que porque te raspan y eso produce el cancer, me sorprendi por eso, que opinas.

    • Hola Mireya,
      pues si tú te sorprendiste, yo me he quedado estupefacto. Dime donde se ha formado este doctor para no ir, claro.
      Saludos y un consejo, no dejes de hacerte los controles ginecológicos con la citología incluida.

    • Hola Carmina,
      aunque influye mucho la relajación con la que la paciente va a realizarse las pruebas actualmente las sondas vaginales suelen ser más delgadas que las primeras que salieron al mercado. Normalmente lo que suele molestar más al introducir el especulo es cuando se abre y mueve para localizar el cuello del útero, cosa que con la sonda vaginal no pasa. En general la ecografía transvaginal suele ser menos molesta.
      Saludos y bienvenida por los comentarios.

  17. Pingback: … y el virus del papiloma pudo ser el asesino silencioso de la reina Isabel “la Católica” | franciscojaviertostado.com

  18. Soy enfermera, en clases de ginecología, un profesor nos habló de la craneotomía en fetos, cuando por estrechez pélvica no podía salir, método usado y por supuesto abolido hace mucho tiempo. Parece que era un espéculo con un cuchillo en el centro que permitía triturar el cráneo para darle salida y salvar a la madre.
    Me gustaría que nos hablara de eso, ya que gracias a los avances médicos esto ahora no se usa.

  19. Hola Hilda,
    me permito adjuntarte este link donde hablan sobre ello. Los antecedentes históricos son muy antiguos y ya los encontramos en el templo de Kom Ombo (Egipto) construido por Ptolomeo en el siglo II a.C, en donde una de sus paredes hay una escena obstétrica con instrumentos esculpidos que se asemejan a unos perforadores.
    En este otro enlace encontrarás una imagen de una tijera de Smellie (no puedo ponerla por derechos de imagen)

    Saludos y bienvenida por los comentarios del blog.

  20. Pingback: Papanicolaou y su test | franciscojaviertostado.com

  21. Hola se que el especuló es necesario en ginecología pero cual es mejor,yo creo que es el de plástico porque está esterilizado y para evitar la contaminación e infecciones,por eso creo qué el de metal ya no se debe usar. Que opina usted.

    • Hola Rosa,
      actualmente en la mayoría de consultas ginecológicas se utilizan los desechables de plástico. Los metálicos son un poco más fríos al contacto pero siguen empleándose en los casos que se necesitan unos espéculos más largos y/o anchos (dependiendo de la vagina de cada mujer).
      Un saludo y no me trates de usted, no soy tan viejo 😉

  22. Pingback: Edad Media: estoy enfermo ¿Quién me cura? (II) | franciscojaviertostado.com

  23. Pregunto como una mujer sabe si el dr, lo esta realizando bien? y como saber si te esta lastimando, o desgarrando cuando una vagina es chica ,si o si se tiene que sentir dolor, o solo una pequeña molestia. Y si paso mucho tiempo de haber tenido relaciones, creería que no se puede forzar tanto con el especulo. Espero su respuesta.

    • Hola Victoria,
      al final, la confianza en el médico es parte fundamental del proceso. El colocarlo despacio y en la orientación adecuada no debería producir dolor a la paciente que no presentara algún tipo de alteración vulvovaginal (estenosis, atrofia….), aunque la relajación de la paciente es básica, ya que, aunque se coloque correctamente, la contracción de la vagina será siempre un impedimento para que el especulo (que es rígido). El hecho de no tener relaciones sexuales desde hace tiempo no debe ser un impedimento para colocarlo (forzar, quizás no sería la palabra adecuada), además, existen espéculos virginales que se utilizan en niñas que nunca han tenido relaciones sexuales.
      Saludos y bienvenida a los comentarios, espero poder haberte ayudado aunque sea un poquito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s