Los inventos que nos dejó la Primera Guerra Mundial

cremalleraSi preguntara por la hora que es muchos me contestaríais mirando ese reloj de pulsera que tenéis en la muñeca (no vale mirar la pantalla del móvil ni del ordenador). Si hiciera frío solo tendríamos que subirnos la cremallera del jersey para abrigarnos un poquito más pero si no pudiéramos evitar estornudar acabaríamos cogiendo probablemente un pañuelo de papel. Ese reloj de pulsera, esa cremallera, ese pañuelo de papel  y muchos otros objetos que usamos hoy a diario, son inventos que surgieron y sobrevivieron a la Primera Guerra Mundial. Veamos cuáles son y sus historias, puede que algunas nos sorprendan.

Reloj de pulsera

Antes de la Gran Guerra ya existían los relojes de bolsillo e incluso la reina Isabel I de Inglaterra hacía uso de un reloj adherido a su brazo, pero la necesidad de sincronizar la hora de los bombardeos hacía necesario que los soldados tuvieran las manos libres durante la batalla así como los intrépidos pilotos que no podían soltar los mandos del avión. Se prodigó tanto su uso que prácticamente todos disponían de uno.

Cambio de hora

Tampoco era algo nuevo pues Benjamin Franklin ya lo apuntó en 1784 para poder ahorrar en el consumo de velas. Hubo conatos de implantarse esta medida en Nueva Zelanda (1895) y en Reino Unido (1909) pero no será hasta el 30 de Abril de 1916 que el bando alemán decretara adelantar una hora para asegurar más horas de luz a la mañana siguiente y así ahorrar en carbón para luz y calefacción en un tiempo que escaseaba. Solo un mes después lo implantaría el Reino Unido y el 19 de marzo de 1918, el Congreso de los Estados Unidos establecería los distintos husos horarios.

Cremalleras

Se conocía como “cierre sin anclaje” y fue ideada por el sueco Gideon Sundback tras emigrar a Estados Unidos. El ejército lo incorporó tanto en sus uniformes como en las botas generalizándose su uso tras la guerra.

patente cremallera invento

Detalles técnicos de la patente de la cremallera.

Acero inoxidable

Este revolucionario invento es del inglés Harry Berley. Los cañones de las armas se deformaban tras su uso continuado por el calor y la fricción que provocaban las balas, y el ejército solicitó del ingenio de Berley. Después de múltiples pruebas fallidas añadió cromo al acero, y desechándolo otra vez, lo tiró a la chatarra. Tras un tiempo a la intemperie pudo observar fortuitamente que no se habían oxidado… ¡Eureka!

Harry Brearley

Monumento en honor a Harry Brearley en la antigua Brown Firth Research Laboratories. Haz clic para ampliarla.

En la actualidad lo podemos encontrar en el simple tenedor que utilizamos para comer hasta en el material quirúrgico, desde los tubos de escape de los coches hasta en la construcción, desde los electrodomésticos hasta en la fabricación de joyas.

Comunicación entre pilotos

Al inicio de la Primera Guerra Mundial se necesitaban cables para poder hablar entre los ejércitos siendo estos inutilizados frecuentemente al ser cortados por el enemigo. Las palomas mensajeras tampoco eran ya útiles como en otros tiempos, así que, aunque la comunicación por radio ya se estaba desarrollando años atrás, necesitaba que evolucionase. A finales de 1916 encontramos los primeros intentos de incluir teléfonos en los aviones pero había un importante inconveniente: el ruido de fondo hacía prácticamente imposible entender nada de lo que se decía. Así aparecieron los cascos con un micrófono y auriculares integrados.

Compresas y pañuelos de papel

La empresa estadounidense Kimberly-Clark inventó un material conocido como “celucotton” que era cinco veces más absorbente que el propio algodón. En 1917 se utilizó como forro de algodón en el uniforme de los profesionales sanitarios pero las enfermeras que se encontraban en el campo de batalla propusieron otro uso bien distinto: como compresa para esos días de menstruación.  Será en 1920 que se fabricarían y venderían por primera vez con el nombre de “Kotex”. La reticencia inicial de las mujeres a que un hombre les vendiera esas “íntimas” compresas acabaron por ser superadas solo con el paso de los años. Mientras, un trabajador de la empresa llamado C. A. “Bert” Fourness, tuvo la idea de planchar la celulosa convirtiéndola en un pañuelo suave y fino. Había nacido el “Kleenex” en 1924.

Un anuncio en el periódico Kotex desde 1920.

Un anuncio en el periódico Kotex desde 1920.

Centros radiológicos de campaña

Marie Curie en una unidad móvil de radiografía

Marie Curie en una unidad móvil de radiografía.

Cerca del frente se hacía necesario disponer de unidades portátiles de radiografías para poder atender a los soldados heridos. Marie Curie las desarrolló conociéndose popularmente como “petites Curie”. Durante el primer año de guerra se convirtió en directora del Servicio de radiología de la Cruz Roja y dirigió la instalación de 20 vehículos y 200 unidades radiológicas en los hospitales de campaña.

Lámparas solares para tratar el raquitismo, bolsas de té, salchichas vegetarianas de soja para paliar el hambre que asoló la ciudad alemana de Colonia, esta y otras muchas son invenciones de las que aún hacemos uso de ellas, pero tampoco debemos olvidarnos de que por primera vez se crearon quirófanos a bordo de los barcos, del spray antimosquitos, del rifle con periscopio, de los esquís de agua, de las cámaras para espiar desde el aire, del hangar hinchable y del simulador de vuelo. Así pues, la próxima vez que os pidan por la hora y miréis vuestro reloj de pulsera, recordad esta historia.

Por cierto, espero que os guste la nueva imagen del blog.

Links fotos:

Paula Rey; David Morris

Links información:

bbc.co.uk; esmateria.com

54 comentarios en “Los inventos que nos dejó la Primera Guerra Mundial

  1. Pingback: Bitacoras.com

    • Hola Eugenio,
      estupendo dato y enlace. El nombre de ese español es Mónico Sánchez Moreno y fue pionero de la radiología y electroterapia a la vez que se le conoce por el invento de un aparato portátil de rayos X y corrientes de alta frecuencia en 1909. Con tu permiso complemento tu comentario con esta foto en la que se le puede ver a la izquierda de la imagen mostrando su aparato portátil de rayos X a un medico portorriqueño

      Y añado este enlace en el que explica su invención

      Otro saludo para ti y gracias por el aporte.

  2. Siempre aprendemos cosas nuevas contigo, Francisco Javier. Algunas cosas de las mencionadas en tu artículo ya las conocía y otras no. Pero hay que reconocer que no son de dominio del público en general.
    Por cierto, la nueva imagen del blog es tan buena como la anterior. Lo que sucede es que ya nos tenías acostumbrados al otro. A mí desde luego, me da lo mismo.
    Gracias y feliz semana, amigo.

    • Hola Luis,
      sí, a mí también me costó dar el paso de cambiar la imagen pero espero que sea más práctico y funcional para los que día a día se unen al blog. Estoy convencido que para todos los que lo seguís ya desde hace tiempo no sea un inconveniente, seguro que no.
      Un abrazo y disfruta también del finde.

  3. Se agradece la información. El uso cotidiano de determinados inventos nos hace olvidar a menudo que alguien los aportó un día ante las necesidades del momento.

    • Hola Carlos,
      un acto tan cotidiano como subirse una cremallera es algo que podemos hacer porque a alguien se le ocurrió en una ocasión inventar ese mecanismo. Pero entre todos los que explico en el artículo hay uno que en mi opinión pasa por encima de todos, las compresas higiénicas (y si no que se lo pregunten a cualquier mujer de cualquier parte del mundo).
      Saludos

  4. De las cosas tan interesantes que me entero contigo! Lo de los pañuelitos Kleenex, me ha dejado de una pieza, tantos años de vida!!!!! Muy buena esta nueva presentación…tu estás muy bien! Abrazos amigo.

    • Hola Rosa,
      es curiosísimo cómo se han llegado a inventar cosas tan útiles y a la vez sencillas. Un ejemplo lo tenemos en los conocidísimos Post-it que han llegado a revolucionar la comunicación. Sus inventores fueron Spencer Silver y Arthur Fry, quienes trabajaron para la empresa 3M en 1968. En realidad querían inventar un súper pegamento que sirviera para pegar aviones pero acabaron por descubrir algo que no esperaban. Lo presentaron a los directivos de la empresa, pero estos lo rechazaron. Fue entonces cuando una de sus secretarias lo utilizaba constantemente para guardar sus recados y entonces decidieron comercializarlo. Su éxito no tiene precedentes e incluso la palabra castellanizada de la marca Pósit se encuentra en el Diccionario de la Real Academia Española.
      Esperaba tu opinión respecto a la nueva cara del blog y veo que te gustó. Pienso que este formato es más legible y sencillo. En cuanto a la foto… ¡ja, ja, ja!
      Abrazos

  5. Hola Francisco! me gusta la nueva presentación, la otra también gustaba. Esta entrada particularmente me agrada por que siempre me ha dado curiosidad como se inventaron las cosas que usamos a diario. Un abrazo

    • Hola Maigualida,
      me estoy animando con todas vuestras opiniones. Realmente dudé mucho en dar el paso de cambiar el aspecto del blog (soy animal de costumbres antiguas y los cambios me cuestan) pero veo que ha merecido la pena.
      Abrazos

  6. Hola FJ, todo bien, el contenido, el nuevo diseño y hasta la fotografía … en esa no pareces tener mas de 30.
    Por cierto … lo que más me ha sorprendido es lo de la Curie.

    • Hola Alejandra,
      creo que más que instructiva es curiosa. Seguro que más de uno de nosotros, la próxima vez que nos subamos una cremallera o miremos el reloj de pulsera nos acordemos de esta entrada. ¡Ja, ja, ja!
      Saludos y buen martes, aquí lluvioso.

  7. Excelentes son todos tus mensajes, nos enseñan mucho, también el nuevo diseño adoptado en tu Blog, todo cambio es mejor. Te felicito y agradezco por todo ello, amigo Francisco Javier.

  8. Hola F.J.
    gracias por la información, lo triste es que la mayor cantidad de inventos se den en epocas de guerra.
    Con respecto al diseño, el anterior me daba la idea más de historia. Este está bueno también, y como dice Enrique te ve más joven en esta.
    un fuerte abrazo.

    • Hola Deimos,
      sí, ese era uno de mis motivos para dilatar el cambio pero espero poder imprimir mi sello personal de una manera u otra y quizás para los que se incorporan de novo en el blog les pueda resultar más cómodo este nuevo formato. En cuanto a lo de joven… 😉
      Abrazos

    • Hola Cristina,
      querer es poder y es en situaciones límites cuando se muestra este ingenio (aunque en este caso por motivos bélicos) Esperemos que esta capacidad del ser humano se muestre con más frecuencia en otros momentos más nobles.
      Abrazos

  9. Como primer comentario, debo decir que algunas de las cosas ya llas sabia, pero nunca vienen mal recordarlas, nos hace ser agradecidos a la humanidad por su inventiva e inteligencia.
    Muchas gracias Maestro.
    En segundo, la foto que ha colocado en la cabecera del blog, en la que es un gurrumin, y no le hace justicia, ya que, con sus bien ganadas canas, tiene un aire mas de profesor que de alumno.
    Tercerp, el sitio, es mucho mas accesible, carga mucho mas rapido, mas rapido para leer, pero esteticamente el otro era una belleza. Por lo tanto hemos dejado de lado la estetica por la practicidad, cosa que no esta mal.
    Mis felicitaciones maestro, le mando un saludo cordial desde Argentina..el confin de la Tierra…

    • Hola azulilusión,
      sí, sacrifiqué la estética por la practicidad y pienso que debería haberlo hecho antes. Pero bueno, de eso se trata, hay que renovarse y más vale tarde que nunca. Para los nuevos amigos que cada día se van incorporando les resultará más fácil, y para los ya más veteranos quizás tendrán que volver a acostumbrarse (pero seguro que no les costará mucho) 😉
      Recibido tu saludo y devuelto con creces.

  10. Wow, qué cosas para más interesantes compartes Francisco Javier. Bien dicen que no hay mal que por bien no venga y en el caso de la guerra no hubo excepción.
    Sólo me fui un par de semanas y me encuentro con esta grata sorpresa de verle cara nueva a tu blog, felicitaciones pues todo cambio siempre viene bien, como que se refresca y se cambian energías. Coincido con azuliusión, tu otra portada era muy bonita, aunque esta tiene la cualidad de ser más ágil.
    Estamos en contacto, un abrazo.

    • Hola capullanita,
      me alegra que te guste el nuevo look del blog y como puedes comprobar ni en verano dejamos de publicar. Bueno, lo cierto es que es la mejor época para hacerlo, con más calma, más relajado.
      Abrazos

      • Qué tal. Efectivamente siempre he admirado esa constancia tuya en tus publicaciones, gracias por ese tiempo tuyo para compartirnos datos tan interesantes que hacen grande nuestra mochila cultural y nos sirve para una buena conversa posteriormente. 🙂
        Me alegra que estés disfrutando del período estival, en cambio yo soy más de invierno, por eso ahora estoy feliz, abrigadita y con una enorme taza de té caliente a mi costado. 🙂 Un gran abrazo.

  11. Hola Francisco Javier,

    Entrar a tu blog es una tentación. Todos los temas me resultan interesantes. Pero hoy he elegido el de los inventos. Mil gracias por compartir esas historias de personas que marcaron nuestras vidas, y de las que salvo contadas excepciones, poco sabemos. Marie Curie no 🙂

    El ser humano es extraordinario, aunque muchos de los inventos surgieran en un contextos bélico, la creatividad es la misma.

    Enhorabuena por contar historias. Tu blog ha sido un gran descubrimiento .)

    • Hola Joana,
      ¡ja, ja, ja! Una tentación sana y que invita a la cultura. Muchas gracias por tu amable comentario y espero poder contar contigo durante mucho tiempo. Lo cierto es que el esfuerzo que representa mantener tan vivo el blog queda recompensado con personas como tú.
      Saludos 😉

      • Muy sana 🙂 Entiendo lo que dices sobre mantener vivo un blog… pero es como una droga sana, cuando se prueba no se puede dejar.

        Saludos!

  12. Pingback: Barcelona´36, las Olimpíadas olvidadas | franciscojaviertostado.com

  13. Pingback: Mónico Sánchez y su aparato de rayos X portátil | franciscojaviertostado.com

  14. Pingback: Eddie Rickenbacker, el hombre de las 135 vidas | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s