Los personajes de nuestra encuesta: Napoleón Bonaparte (II)

Pintura de Jacques-Louis David, pintor oficial de Napoleón Bonaparte realizada entre 1805 y 1808. El cuadro tiene unas impresionantes dimensiones de 629 x 979 cm y se conserva en el Museo del Louvre de París, Francia. Haz clic en la imagen para ampliarla.

Continuando con el anterior post descubriremos ahora al Napoleón, emperador de los franceses y rey de Italia. Se le considera como uno de los más grandes genios militares de la Historia y sus guerras de conquista se consideran como las más grandes operaciones militares conocidas en Europa hasta la fecha, involucrando a un número de soldados jamás visto en los ejércitos de la época.

Solo por haber conseguido que, en poco más de diez años, se hiciera con el control de casi toda la Europa Central y Occidental gracias a sus conquistas y alianzas, Napoleón Bonaparte ya merecería estar dentro de nuestra lista. Pero tampoco debemos olvidar dos hechos importantes: su organizado gobierno sacó a Francia del caos en el que se encontraba sumergida tras la Revolución introduciendo en los países que conquistó las ideas de libertad, igualdad y fraternidad.

Como todo gran personaje su figura tuvo aduladores y retractores. Considerado como “monarca iluminado” por su extraordinario talento y capacidad de trabajo, o como “dictador tiránico” que ocasionó la muerte de millones de personas, podemos leer a modo de ejemplo  lo que manifestó de él Thomas Jefferson:

…el Atila de nuestro tiempo(…) ha causado la muerte de cinco o diez millones de seres humanos…

En el año 1795 se encontraba en París cuando realistas y contrarrevolucionarios organizaron una protesta contra los excesos del tiránico gobierno de la Convención. Fue entonces cuando se le encomendó dirigir un improvisado ejército en el Palacio de las Tullerías. Un año después y, días después de casarse, tomó el mando del Ejército francés en Italia donde lideró su invasión tras ganarse la fidelidad de sus tropas con esta frase:

Soldados: estáis mal vestidos y mal alimentados. El gobierno os debe mucho. Grandes provincias y ciudades serán vuestras. Allí hallaréis gloria y riqueza.

Desde entonces se le conoce por su apodo de “Pequeño Cabo” debido a su buena relación con la tropa.

Parte de sus éxitos en las batallas se deben a que logró asimilar y aplicar exitosamente los conocimientos militares de la época, como las tácticas de movilización de la artillería. Suya también es la frase:

He peleado en sesenta batallas y no he aprendido nada que no supiera anteriormente.

Fue el primero en utilizar sistemas de telecomunicación, la llamada “línea Chappe de semáforos”, en el año 1792.

Su expedición a Egipto se inició en marzo de 1798 donde incluyó a muchos científicos para el estudio de la olvidada hasta entonces civilización Egipcia. Fue entonces cuando se descubrió la famosa Piedra Rosetta. En Egipto abolió la servidumbre y el feudalismo que imperaba en aquella época y garantizó los derechos básicos de sus ciudadanos.

En 1799 derrotó a los otomanos en Siria volviéndo a Egipto tras no poder tomar la fortaleza de Acre. El 23 de agosto decide regresar a Francia donde inició importantes reformas como la centralización de la administración de los Departamentos, la educación superior, un nuevo código tributario, nuevos sistemas de carreteras y cloacas y, lo más importante, nuevas leyes que se convirtieron en la piedra angular jurídica posterior.

Es proclamado emperador el 28 de mayo de 1804 iniciando sus guerras de conquista hacia el Reino Unido (que finalmente descartó), hacia el Este, y ocupando España tras el tratado de Fontainebleau que le permitía entrar con su ejército para derrotar a Portugal y cerrar las rutas comerciales inglesas. Tras concluir sus invasiones con la incorporación del centro de Europa, su Imperio alcanzó la máxima extensión en 1810.

Su ocaso empezó el 23 de junio de 1812, tras ignorar los consejos que le advertían de los peligros de invadir Rusia. De los 650.000 hombres que la invadieron, solo 40.000 consiguieron cruzar el río Berezina en su retirada.

En octubre de 1813 sufrió una derrota cerca de Leipzig que le obligó a abdicar unos meses después.

El 15 de julio de 1815 fue desterrado por los británicos en la isla de Santa Elena donde dictó sus memorias.  Enfermo del estómago -quizás un cáncer- y de una probable dolencia hepática, murió probablemente envenenado a los 51 años el 5 de mayo de 1821. Sus últimas palabras fueron:

France, l ´armée, Joséphine (Francia, el ejército, Josefina).

1280px-Paris_-_Dôme_des_Invalides_-_Tombeau_de_Napoléon_-_002

El sarcófago de Napoleón Bonaparte en Les Invalides, Museo del Ejército (París). Haz clic en la imagen para ampliarla.

Actualmente podemos admirar su tumba, bajo la cúpula de Los Inválidos en París.

Se le tiene como el personaje clave que marcó el inicio del siglo XIX y la posterior evolución de la Europa contemporánea. Creo que tiene motivos suficientes como para estar en nuestra particular lista de “El personaje histórico más influyente de la humanidad”.

Links fotos:

Jens Peter Clausen; Thesupermat

13 comentarios en “Los personajes de nuestra encuesta: Napoleón Bonaparte (II)

  1. De nuevo interesantísimo artículo que proporciona diversos datos que la mayoría ignorábamos. Felicidades por estas pequeñas biografías que ayudan a conocer mejor a diferentes e importantes personajes históricos.
    Saludos,
    Héctor Castro

  2. Pingback: Las cenizas de Freud | franciscojaviertostado.com

  3. Controvertido personaje donde los haya, y como bien dices da para hablar mucho.
    Tu articulo buenísimo como nos tienes acostumbrados. Abrazos.
    Ah!! y como ves lo he encontrado. Ja Ja Ja.

  4. Pingback: ¿… y seguro que no es veneno? | franciscojaviertostado.com

  5. Pingback: Un lugar de la Historia… Notre Dame de París | franciscojaviertostado.com

  6. Pingback: ¡Qué me dices! (XIV) | franciscojaviertostado.com

  7. Que voy a añadir yo que no se haya dicho de Napoleón????? No se puede discutir que era un gran estratéga, pero si se volvió algo loco ya que el poder se le subió a la cabeza, incluso es sabido que el mismo se puso la corona de emperador!!!!!!! Cuando entré y vi desde lo alto el sarcófago -por supuesto vacio- me dió una gran impresión, creo que es magnífica.
    Este post no lo conocía, estábamos en trámites de swr amiguetes… jejeje
    Abrazos,

    • Hola Rosa,
      sí, ¡ja, ja, ja! Creo recordar que habíamos iniciado los trámites por este tiempo. Imagino que a Napoleón el poder y la ambición se le acabó por subir a la cabeza y ya no le abandonaría hasta su último suspiro.
      Abrazos

  8. Pingback: Ante la duda conduce por la derecha. | franciscojaviertostado.com

  9. Pingback: Los sarcófagos de Tutankamón | franciscojaviertostado.com

  10. Pingback: “General Tom Thumb”, el Pulgarcito del siglo XIX | franciscojaviertostado.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s