El descubrimiento de Ambroise Paré

Ambroise Paré et l’Examen d’malade, de James Bertrand (Musée Charles de Bruyères a Remiremont).

Cualquier biografía de un personaje histórico se inicia con la fecha y el lugar de nacimiento pero no es el caso de Ambroise Paré. Cuando se hace referencia a su vida cuenta ya con 26 años, siendo cirujano de las tropas francesas en la batalla que enfrentaba en Italia a los emperadores Francisco I y Carlos V, la batalla de Villaine. El motivo de recordarle fue que en ese lugar hizo un descubrimiento que revolucionaría la cirugía para siempre y aunque no fue el único, en mi opinión fue el más importante.

Interior de l’Hôtel-Dieu (París). Haz clic en la imagen para ampliarla.

Nació en Bourg-Hensert, un pueblecito del distrito del Maine, en 1510 ( ¡Ups! decía que no empezaría por su nacimiento). De familia muy humilde, de joven recibiría sus primeras nociones de cirugía de su hermano, barbero y cirujano menor. Se trasladó a París pero no pudo realizar estudios universitarios al no tener conocimientos de latín ni griego, requisitos imprescindibles para poder alcanzar el título de “médico de toga larga”. Lejos de abandonar, comenzó a asistir a las clases prácticas de cirugía en el Hotel Dieu, consiguiendo el rango de “médico de toga corta”, y la falta de cirujanos de los ejércitos de Francia hizo que se le presentara la ocasión de incorporarse al ejército del Mariscal Montejan.

En una ocasión, mientras atendía a los heridos en el hospital de campaña frente al castillo de Villaine, surgió una de esas casualidades que hacen cambiar la medicina para siempre. Las armas que se utilizaban en aquellos tiempos provocaban heridas que se infectaban frecuentemente por la pólvora utilizada. Para evitarlo, utilizaban aceite de saúco hirviendo siguiendo las recomendaciones de Giovanni de Vigo en su Tratado de Cirugía militar. En medio del fragor de la batalla, mientras atendía las heridas de los soldados, se acabó el aceite de saúco debiendo improvisar algo para sustituirlo. Con gran intuición aplicó en las heridas un apósito de yema de huevo, aceite de rosas y un emplasto de hierbas:

(…) por la noche no podía dormir; pensaba que tal vez encontraría muertos o envenenados a los heridos por haberlos dejado sin el usual tratamiento, y así me levanté muy temprano para visitarles y observé con sorpresa que los que había tratado con el bálsamo sentían poco dolor en sus heridas, no mostraban inflamación ni hinchazón, y habían descansado bien durante la noche. Al contrario, los que había tratado con aceite hirviendo, tenían fiebre y fuertes dolores, así como inflamación alrededor de las heridas. Por tanto, decidí en el futuro no quemar más a los pobres heridos de una manera tan cruel (…).

Fue en este momento cuando se empezó a escribir la verdadera biografía de Ambroise Paré. Como decía al principio, no sería el único avance de la medicina que le debemos. Poco después, en la batalla de Dauvilliers, aplicó por primera vez y con gran éxito la ligadura de arterias con puntos de sutura a los muñones de las amputaciones. No es que no se hicieran ligaduras de vasos antes pero sí era la primera vez que se aplicaban a las amputaciones. En el campo de la obstetricia describió la versión interna del feto cuando este se presentaba de nalgas, evitando así las complicaciones que frecuentemente surgían durante el parto. Además empezó a usar tubos para drenar los abscesos, bragueros para tratar las hernias y prótesis de miembros amputados.

Modesto y profundamente religioso, siempre recibió con ironía las críticas de su más encarnecido enemigo, el decano de la Facultad de Medicina de La Sorbona el Dr. Gurmelin. Es por eso que al final de cada uno de los capítulos de los libros que publicaba explicando sus experiencias quirúrgicas decía:

¿Qué hubiera hecho usted en este caso mi querido maestro?

Información de diferentes  fuentes y con especial atención el artículo de Miguel Ángel Arribas en Crónica Histórica del enema IV.

Links fotos:

Ji-Ellestephane martin

32 comentarios en “El descubrimiento de Ambroise Paré

  1. Muy interesante, personas como Abroise Paré y otros muchos médicos que “se atrevieron” ha practicar nuevas técnicas con el miedo de resultar nulas y ser avasallados por otros doctores, NO deben ser nunca olvidados ya que ellos iniciaron caminos para que otros siguieran con nuevas ideas y llegar donde estamos.
    Médicos y maestros son para mi son dignos de ser admirados por su constancia y amor a su trabajo, estadísticamente son las profesiones más extresantes.
    Desde aquí doy gracias a los doctores que cuidan de mi salud.
    Me gustan las biografías…. buen miércoles con un abrazo.

    • Hola Rosa,
      hoy tocaba tema biográfico y médico y Paré merecía una entrada. No me gusta mucho dar demasiadas fechas (solo algunas, ¡ja, ja, ja!) ni tampoco describir toda la vida de los personajes al detalle (creo que se olvidan con facilidad), más bien prefiero centrarme en algún aspecto relevante y Ambroise Paré hizo mucho por la medicina y en concreto la cirugía. Al igual que en otros avances de la Medicina, la casualidad y el ver más allá es lo que marca la diferencia. Paré además fue valiente en sus convicciones.
      Un abrazo y esperemos que sigan habiendo muchos como él en el mundo, por el bien de todos.
      Abrazos

  2. Un personaje muy interesante del que no tenía conocimiento Francisco, me ha encantado su persistencia y su rebeldía en contra del “establishment”. Hombres y mujeres como él suelen ser los que verdaderamente cambian las cosas. Hoy he aprendido a quién le debemos estos avances médicos, y las vidas de miles o millones de personas. Ambroise es digno de este homenaje tuyo, y de algunos más.
    Muchas gracias y un cordial saludo.

    • Hola Jesús,
      su trabajo sería comparable a la invención de la penicilina a la que tantas millones de vida debemos. Le llegaron los reconocimientos tardíamente pero su tenacidad tuvo recompensa: obtuvo el grado de Maestro en Cirugía y la Universidad de París le concedió el bonete de Doctor en Medicina. En nuestros tiempos le hubieran dado el Premio Nobel de Medicina, seguro.
      Un abrazo

  3. A muchos, el candor se les desprende de su inconfundible caparazón. El corazón se les reduce cuando ven sufrir gente como una loza a prueba de fáciles alarmas. Idear prótesis parecía ser lo indicado, creciendo con todos los desórdenes anteriores y presentes. Es parecido a poner frenos sin frenillos, dicen los estomatólogos cuando ven pasar a los chavales reclinados en sillones, pasando de la infancia al estupor con bienvenidos y naturales sobresaltos. Tener poco tiempo disponible para provocar a los reumáticos creados es entrar en momentos que quedan doce segundos para que se pudran. Poco tiempo para regodearse con tanto desahuciado en el ambiente. Pobres sí, de aquellos desdentados que perdieron sus dientes mordiendo, sin alusión a ningún futbolista que aún le quedan dientes. ¿ Qué hacer ? Sabias palabras dichas. Reto emprendido de maneras diferentes. Elegir dar un brinco sin modestia sin ínfulas de ese conocimiento necesario para resolver es llevar de socio buscado, inventado, elegido de manera desprejuiciada para atender al pueblo que lo necesita, enfermo; es querer practicar la medicina que pude terminar por matar al enfermo.. Eso sí, llamará al prójimo por sus alias. Ver buitres volar. Gracias, FJ, por este morrocotudo curandero de promesas y sólidas intimaciones. Un abrazo, curado en salud.

    • Hola marimbeta,
      mil enfermos requieren mil curas, así es. Pero la figura de Paré demuestra que no todo lo que está escrito en los libros lo es todo. No, ni mucho menos. Todos los libros juntos no valen mucho más que la propia experiencia. Esa práctica diaria del médico que razona y piensa, que acierta y se equivoca. El campo de batalla formó y enseñó a Paré, no los libros. Estos estaban equivocados. Esa noche de insomnio pensando en el tratamiento que tuvo que aplicar cambió los manuales para siempre. Dicen que un médico concienzudo debe morir con el enfermo si no puede sanarlo. Esa noche Paré no solo no murió sino que se salvó a él mismo y a muchas personas de esta humanidad.
      Otro abrazo libre de males 😉

  4. La sutil ironía al terminar cada capítulo ¿Qué hubiera hecho usted en este caso mi querido maestro?
    Sus palabras me parecieron la mejor de sus respuestas a los agravios recibidos.
    Un abrazo y hasta pronto.

    • Hola Stella,
      coincido contigo. No hace falta gritar más que nadie, ni proferir insultos, muchas veces una respuesta irónica es la mejor forma de entenderse y que te entiendan. Un ejemplo lo tenemos en otro “gran” médico (de ficción) muy conocido, el Dr. House. 😉
      Abrazos

  5. no queda claro el porqué tal mezcla de huevos y hierbas tienen poder desinflamatorio, cuáles son sus propiedades? Gracias

    • Hola Carlos,
      lo primero de todo decir que ante una quemadura lo que hay que hacer es poner la parte afectada en agua fría. Ningún servicio de urgencia te recomendará en la actualidad (y yo no lo voy a hacer) el aplicar la clara de huevo.Hay una falsa creencia respecto que la clara de huevo tiene colágeno natural y la única parte del huevo que tiene algo de colágeno es la cáscara. Lo que sí que tiene es una elevadísima cantidad de proteínas (destacando la albúmina) y vitaminas, y en menor proporción contiene glúcidos, lípidos y minerales. Piensa que esto junto con el agua de rosas, siempre ayudaría (o al menos no empeoraría) a desinflamar y cicatrizar las heridas que se encontró Paré.
      Un saludo y gracias por animarte a comentar.

  6. Todo un personaje. Me ha gustado esa párrafo/descripcción que antecede a la pregunta y la propia pregunta: ¿Qué hubiera hecho usted en este caso mi querido maestro?

  7. Qué pena que personas tan admirables queden sumidas en el olvido mientras nuestra sociedad entroniza a los sujetos más mediocres. Este post es un ejemplo de lo que se debe hacer: divulgar la biografía de auténticos modelos de conducta.

    • Hola recuerdarespirar,
      te agradezco doblemente tu comentario. Sin duda fue un modelo de conducta: su tenacidad, su capacidad de trabajo, su curiosidad, su respeto… estos y muchos otros son valores y modelos que en ocasiones se olvidan, pasan inadvertidos o no se valoran lo suficiente en detrimento de otros menos enriquecedores para uno mismo y para los demás. ¿Quizás sigamos siendo demasiado egoístas?
      Un saludo

  8. La figura de Paré me parece apasionante, por muchos motivos. Me ha encantado tu forma de presentarlo aquí, Francisco. Y esa pregunta al decano, de la que no tenía noticia, aún me hace valorar más al cirujano.
    Pero, con tu permiso, me “apropio” del cuadro de Bertrand, que no conocía, para que ocupe un lugar destacado en mi modesta colección paricular y virtual.
    Gracias. Un abrazo Francisco.

    • Hola Paco,
      me alegra haberte dado a conocer algún aspecto de este cirujano que seguro conoces bien y probablemente mejor que yo. Es de esos personajes médicos que nos sirven de “modelo” a médicos e investigadores de la actualidad.
      Abrazos y me alegra ser yo quien añada este cuadro a tu colección.

  9. Hola,una lección nos da este hombre expandido,que no todo no está escrito, que aún nos queda por mejorar,en el ámbito de la medicina, una época la de este señor que se trabajaba desde la ignorancia, gracias a el mucha gente fue aliviada, gracias

  10. Pingback: El nódulo de la hermana María José | franciscojaviertostado.com

  11. Pingback: Una lámina un tanto cruel… | franciscojaviertostado.com

  12. Muy interesante estropear que nos cuentas de Paré, entre otras cosas me parece muy interesante lo que nos cuentas sobre la descripción de la versión interna de la presentación de nalgas, no tenía ni idea de que fuera este señor el autor. Saludos .

    • Hola Maribel,
      pues aprovecho tu interés para explicar cuatro cosas de la práctica obstétrica en el caso de las versiones de los fetos malposicionados.
      El parto de nalgas representa el 3-4% de todos los embarazos y actualmente muchas sociedades de obstetricia recomienda practicar una cesárea para disminuir la morbimortalidad fetal que representan. La versión del feto antes del parto se realiza para corregir esa presentación anómala (situación transversa, nalgas, podálica) del feto a cefálica (con la cabeza abajo). Hay dos tipos de versión: la externa (con maniobras a través del abdomen de la gestante) o interna (introduciendo los dedos de la mano en la cavidad uterina).
      Hipócrates ya describió la versión externa y fue una maniobra común a principios del siglo XX aunque en desuso a partir de 1940. En manos expertas puede llegar a conseguir su objetivo entre el 40 y el 75% de las ocasiones aunque muy pocas veces se llega a realizar debido a que son pocos los facultativos que saben realizarla en condiciones, son doloras para la gestante por lo que necesitan de una analgesia adecuada y se deberían practicar dentro de un protocolo bien hecho y en un centro hospitalario que pueda atender con rapidez y eficacia las complicaciones que pueden surgir en su práctica. Actualmente solo se utiliza al principio del parto, en multíparas o tras la expulsión del primer feto en un parto gemelar para corregir la posible situación transversa del segundo.
      En cuanto a la versión interna, es algo descrito más recientemente en la historia y ya no se realiza por el alto grado de complicaciones que puede comportar. Se restringe su usoa muy determinados casos del parto gemelar, para extraer el segundo feto malposicionado.
      Saludos y espero que te resultara interesante

  13. Perdona Francisco por el trabalenguas anterior, quería decir que me ha parecido muy interesante lo que cuentas de Paré, y mi desconocimiento sobre la autoria de la descripción de la versión interna en las presentaciones de nalgas. Disculpas y saludos afectuosos.

  14. Pingback: Ambroise Paré et l’Examen d’malade, de James Bertrand | Aragón y Medicina 2

  15. Pingback: La medicina azteca, envidia de europeos | franciscojaviertostado.com

  16. Pingback: “Ex ovo omnia” , una historia de infertilidad | franciscojaviertostado.com

  17. Pingback: Barraquer, un apellido, muchas vistas | franciscojaviertostado.com

  18. Pingback: La medicina azteca, envidia de europeos ⋆ Scrivix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s